Page 108

MEMORIAL CABALLERIA 74

Varios Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia 106 DOCUMENTO confianza en Beni Said, Beni Ulixech, M´talza y Tensaman y auguraba una catástrofe semejante a la del “Roghi”, pues no estaba consolidada la retaguardia: “había edificado sobre arena”. Proponía, a continuación, que una columna potente formada por las tres armas, desde Ain Zorah y rodeando las cabeceras de las cuencas de los ríos Kert y Nekor, atacara por sorpresa a los beniurriagueles desde el sur. Previamente, se debía realizar un amago de ataque por mar, más allá del cabo Quilates. De esta forma, se alargaba demasiado la línea de abastecimiento logístico, el talón de Aquiles de las fuerzas de la comandancia, pero el terreno era más favorable para el ataque en fuerza y la cabila rebelde podría llevarse un buen escarmiento. El problema es que Madrid jamás aprobaría la manio-bra descrita. De la carta puede deducirse que el teniente coronel se lo habría propuesto también a Berenguer, pero no le había hecho caso y ni siquiera había querido entrevistarse con él. De todas formas, es significativo que, en la reconquista del terreno después del Desastre, se utilizaran hasta Dar Drius prácticamente los mismos ejes de progresión seguidos por Silvestre. Otra cuestión es que el comandante general, máximo responsable de la falta de adiestramiento de las unidades bajo su mando, no tomara las medidas necesarias y exigiera el cumplimiento de un programa para mejorar la instrucción a pesar de la penuria de medios. Sin duda, una actuación enérgica en este sentido hubiera paliado los efectos del Desastre. No se debe terminar la distribución de responsabilidades sin hacer una referencia al general Navarro. Igual que Silvestre, ha sido muy mal tratado. Se olvidan que, desde el 31 de julio, estaba autorizado a negociar la rendición de Monte Arruit, que estaba herido cuando, al entregar la posi-ción, fue engañado para apartarlo de la puerta y llevarlo a la sombra de una casa del antiguo cam-pamento para librarlo de la preparada traición e incumplimiento de las condiciones de entrega, con el único fin de cobrar un rescate por él. Existen dos testimonios directos inéditos que reconocen su entereza y categoría personal. Son los diarios del soldado Antonio Mátez y del alférez Maroto y Pérez de Pulgar; sus afirmaciones fueron ratificadas por el capitán Sigfredo Sainz Rodríguez y el sargento Basallo en sus memorias del cautiverio11; los cuatro fueron compañeros de prisión y, por tanto, tu-vieron un contacto directo con el general Navarro, en especial el capitán y el sargento; este último Los generales Silvestre y Navarro en 1921 11 Sainz Rodríguez, Sigfredo: Con el general Navarro en operaciones y en el cautiverio. Madrid: Sucesores de Rivadeneira, 1921. El general Uxó Palaxi recoge en su artículo: “Los prisioneros de Abdelkrim” (Revista Ejército, núm. 679. 1997) la admiración del sargento Basallo por el general Navarro expresada en sus “Memorias”.


MEMORIAL CABALLERIA 74
To see the actual publication please follow the link above