Page 121

MEMORIAL CABALLERIA 74

Historia Empleo Táctico y Operaciones Orgánica y Materiales Noticias del Arma Varios 119 DOCUMENTO El general segundo jefe confirmó al ministerio sus impresiones pesimistas, considerando que la línea de comunicación con Batel se hallaba seriamente comprometida, y como quiera que la situación general no le permitía mover los descompuestos restos de fuerza, apelaba a la resolución única que se le ofrecía: retirarse sobre Batel, dando orden a las posiciones de Tafersit y Midar de replegarse sobre el campamento de Cheif, para desde allí replegarse ulteriormente sobre Monte Arruit, caso preciso. El alto comisario, por su parte, recogiendo las primeras y lacónicas noticias de Dar-Dríus, ten-dería a que se mantuviesen en lo posible en la línea de Dar-Dríus, Dar Azugaj, Kandussi, Quebdani, conservando las posiciones de la costa. Encarecía al segundo jefe la conveniencia de concentrar todo el esfuerzo en mantener, al menos, la línea referida, en la seguridad de que no habría que es-forzarse en la resistencia. El general Navarro pernoctó en Dar-Dríus el 22 de julio, con los restos de la columna de Annual, retirándose el 23 sobre Batel, duramente hostilizado, pareciendo que desde este punto iniciaba un segundo repliegue hacia Monte Arruit. En estas condiciones, al tratar de organizar la defensa, se encontró con que no había nada apro-vechable. La suspensión del movimiento de retirada sobre Batel, atendiendo a las indicaciones del alto comisario, hubiera tenido sentido caso de hacerse posible el recibir los refuerzos urgentes y pre-cisos. Iniciada la retirada sobre Batel, quedaba claro: la comandancia general de Melilla se había “fundido” en unos días de combate. Las fuerzas fueron reformadas, quedando reunidas en Batel. La gente parecía más repuesta, alimentada y con sus mandos propios, especialmente la caballería y artillería. Pero la medida orde-nada de “evacuar el ganado sobrante de artillería y el más agotado de “Alcántara”, produjo alguna alarma”. El comandante de intendencia del depósito de Dríus, declaró que la retirada sobre el mediodía del 22 era un tropel informe de las fuerzas; venían reunidas y en la mano de sus oficiales, la caba-llería, ingenieros e intendencia. Transcurrió en Dríus con tranquilidad la tarde del 22, lo mismo que la noche y la mañana del 23, pudiendo inferirse que se permanecería en aquel campamento. Pero, al parecer, ya se había tomado la determinación de marchar lentamente. Las columnas procedentes de posiciones dependientes de Dríus, aflojada la persecución, se pu-dieron rehacer algo y llegar, con cierto orden, bajo la protección en la última parte del trayecto de las fuerzas de caballería que salieron de este punto en su busca, y bastó su sola presencia al enemigo para no hostilizar a dichas columnas. La retirada a Monte Arruit supuso perplejidad. La decisión adoptada por el general segundo jefe, en Dríus, para que se previniesen las unidades a marchar a partir de las cuatro de la madrugada del 23 de julio, indicaba que se iba a abandonar la posición. A las ocho se dio contraorden en el sentido de permanecer, y últimamente, sobre la una y media se decidió perentoriamente la evacua-ción, cediendo a la presión de las circunstancias. Razón de esta decisión: el temor a la inmediata sublevación de la cabila, las noticias de ataques a convoyes y los informes procedentes de fugitivos, fueron fundamentos para tal decisión, ante el peligro de verse cortadas las comunicaciones con retaguardia. Sobre las once se hubo de suspender la circulación por estar cortado ya el camino por el ene-migo; a las doce se consideró restablecida, por haber salido fuerzas de “Alcántara” a despejar la carretera, pudiendo verificarse de nuevo movimientos de evacuación sobre camiones. Pero el 23, al llegar una columna de evacuados heridos al que llaman río Seco, encontraron una fuerte aglome-ración de moros, lo que les obligó a retroceder hacia Dríus, momento en que salió la caballería de “Alcántara” en su protección, como en efecto hizo, destacando flanqueos por derecha e izquierda de la carretera y otro grupo cerrando la marcha.


MEMORIAL CABALLERIA 74
To see the actual publication please follow the link above