Page 146

MEMORIAL CABALLERIA 74

Varios Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia 144 DOCUMENTO Pero antes de hablar de ellas quiero rendir homenaje a unos componentes del regimiento de los que nunca nos acordamos y a los que, como siempre, nadie ha nombrado en los nume-rosos artículos publicados desde el 1 de junio: los caballos (foto 4). Durante siglos, insepara-bles compañeros del jinete, imprescindibles en la consecución de los éxitos, necesarios para poder moverse con agilidad en la protección del resto del ejército y, en esta ocasión, incluso sir-vieron para reponer las disminuidas fuerzas de los asediados. Y vuelvo a las cargas que tuvieron lugar los días 22 y 23 de julio, ya que en esa fecha “Alcántara” desapareció como regimiento y sus restos quedaron repartidos por varios puestos que, poco a poco, fueron cayendo hasta el 9 de agosto en que lo hizo Monte Arruit. Aunque alguna vez han cuantificado las cargas que se dieron, la verdad es que es impo-sible ya que ni los mismos protagonistas pudie-ron hacerlo en su momento (foto 5). El día 22, según los escuadrones y en diferentes zonas, hablaron de “cargas aisladas de los escuadro-nes”, “cargaron repetidas veces” y de “cargar para despejar al enemigo”. El 23, para proteger la retirada de diferentes destacamentos sobre Dar Drius, al menos entre 4 y 7 cargas; al apo-yar Monumento a los héroes de 1921. Regimiento “Alcántara”. 1989. a la columna de heridos, 5 cargas más otras “en cuanto había ocasión”; al proteger a la columna en el paso del río Gan, también según las zonas, “frecuentes cargas de escuadrón”, “repetidas veces” y “repetidas cargas”; y, a partir de Tistutín, “varias cargas”. ¿Cuántas fueron, al final? No es posible saberlo, pero a este agotador combate habría que añadir la escasez de agua, el agobiante calor del verano rifeño y la longitud de los recorridos: unos 50 kilómetros el día 22 y entre 50 y 75 el día 23, cuando los reglamentos estipulaban jornadas de 40. Otro de los errores más frecuentes que se han dado estos días es el de transmitir la sensación de que “Alcántara” cayó luchando para permitir a la columna el paso del río Gan. Como se deduce del párrafo anterior, el regimiento luchó y cargó a lo largo de muchos kilómetros sufriendo bajas en todo el recorrido, aunque la mayoría se produjeran en esa protección del cruce del Gan (cuadro 6). Y no solo llegaron a Monte Arruit (foto 7). Hay que tener en cuenta que tenía pequeños destacamentos en Ishafen, Segangan y Zoco el Telatza que también sufrieron bajas; y que, después del paso del Gan, la mayoría de los supervivientes acabaron en Zeluán (tanto en la alcazaba como en el aeródromo) (foto 8), sufriendo asedio y cuantiosas bajas.


MEMORIAL CABALLERIA 74
To see the actual publication please follow the link above