Page 148

MEMORIAL CABALLERIA 74

Varios Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia 146 DOCUMENTO MOTIVO DISLOCACIONES CONTINÚAN BAJAS1 Bajas entre día 22 y la mañana del 23 25 Quedan, en la tarde del día 23 450 Bajas en la tarde del día 23 200 Continúan en la protección de la columna 250 Marchan a Zeluán3 160 Llegan a Batel y Tistutín, continuando la protección 90 Bajas en Batel y Tistutín 7 Salen el día 29 hacia Monte Arruit 83 Bajas en el camino entre Tistutín y Monte Arruit 23 ó 33 Llegan a Monte Arruit 50 ó 60 Bajas en Monte Arruit 24 Bajas en Zeluán (de los 310 que llegaron) 220 TOTAL DE BAJAS DE TROPA 522 ó 532 1 Cifras muy aproximadas, basadas en estadillos o declaraciones de los supervivientes. 2 Nombrado en la tarde del día 22, en Dar Drius, por el general Navarro, compuesto por los 25 caballos y 25 jinetes de cada escuadrón que se encontraran en peores condiciones de resistencia, para proteger la retirada del Parque Móvil de Artillería, heridos, impedimenta y caballos de desecho hasta Melilla. 3 Después de la confusión consecuencia de la protección de la columna para el paso del río Gan, unos fueron enviados allí y otros llegaron creyendo que el resto del regimiento iba adelantado. Muertos de “Alcántara”. Sólo me falta añadir que Ishafen fue atacada el día 23 y se defendió hasta el 25 en que cayó en poder del enemigo, muriendo todos sus defensores. A los de Segangan, encargados del cuidado del ganado enfermo y que carecían de armamento, les enviaron a Melilla el día 24. En cuanto a los de Zoco el Telatza, a las 3.30 horas del día 25 iniciaron la retirada hasta la zona francesa (foto 9); al amanecer, la sección de “Alcántara” pasó a ocupar su puesto en la extrema retaguardia, defen-diendo la marcha de la columna (9 compañías) y multiplicándose para mantener a raya al enemigo, alcanzando el puesto francés de Hasi Uezga. Zeluán cayó los días 2 (el aeródromo) y 3 de agosto (la alcazaba). Por último, Monte Arruit resistió hasta el día 9 de agosto, día siguiente al de la muerte del teniente coronel Primo de Rivera, cumpliéndose el pensamiento de la tropa de “Alcántara” que estaban convencidos de que “mientras él estuviera vivo los moros no entrarían en la posición”. ¿Sirvió de algo el sacrificio de “Alcántara”? Indudablemente, sí. Tanto el “expediente Picas-so” como las declaraciones en los juicios contradictorios al teniente coronel Primo de Rivera y al regimiento, están plagados de frases laudatorias dedicadas a sus componentes: “elevado espíritu de aquellas bravas tropas, buen estado de moral y disciplina, valor y abnegación”, a “Alcántara” “de-bían su salvación”, “si no llega a ser por vosotros no quedamos uno”, la eficacia del regimiento “fue indudable”. Hay el testimonio de un soldado de infantería que creo resume el parecer de aquellos componentes de la columna de Annual: “Protegieron, con resultados positivos, la retirada de las fuerzas, librándolas de perecer, cargando sobre un enemigo en número mayor a su fuerza”. Y para finalizar este pequeño homenaje al Regimiento de Cazadores de “Alcántara”, 14 de Ca-ballería, no me quiero resistir a hacer unos breves comentarios sobre ciertas opiniones publicadas


MEMORIAL CABALLERIA 74
To see the actual publication please follow the link above