Page 164

MEMORIAL CABALLERIA 74

Varios Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia 162 EL RINCÓN DE LA SIMULACIÓN EL RINCÓN DE LA SIMULACIÓN Paulino Ojanguren Sáez teniente coronel de Caballería “Simulation keeps taking an increasing part in all the activities contributing to the operational efficiency”. Colonel Molrinière. Simulation and Operational Research Division “DSRO”. France. Simulación, del latín simulatio, es la acción de simular. Aunque este verbo es definido por la Real Academia de la Lengua como “la representación de algo, fingiendo o imitando lo que no es”, parece más apropiada aquí la definición de Mr. Robert E. Shannon, profesor emérito de la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad de Oklahoma, que en su obra Systems simulation, the art and science, considera la simulación como “el proceso de diseñar un modelo de un sistema real y llevar a término experiencias con él, con la finalidad de comprender el comportamiento del sis-tema o evaluar nuevas estrategias, dentro de los límites impuestos por un cierto criterio o conjunto de ellos, para el funcionamiento del mismo”. Regresando a su diccionario, nuestra Real Academia define un simulador como “el aparato que reproduce el comportamiento de un sistema en determi-nadas condiciones, aplicado generalmente para el entrenamiento de quienes deben manejar dicho sistema”. El tablero de guerra “wei-hai” (China, 3000 a.C.), el cajón de arena (legiones romanas, 30 a.C.), el juego de guerra en tablero “chaturanga” (India, 500 d.C.), los escenarios con curvas de nivel y soldados de porcelana del barón Von Reisswitz (Alemania, 1891) y el computador ENIAC para rea-lizar complejos cálculos de tiro de artillería (segunda guerra mundial, 1945) jalonaron el desarrollo de la simulación; pero es realmente la aeronáutica la primera en sentir la necesidad de utilizarla como medio de aprendizaje e instrucción. Los pilotos necesitan entrenarse en un “aparato” idéntico a un avión real sin los riesgos ni los costes que una incorrecta utilización conlleva. Las aplicaciones de la aviación militar han ido marcando el ritmo del desarrollo tecnológico de los simuladores. El Ejército de Tierra no ha quedado al margen, siendo rápidamente consciente de las grandes ventajas que la simulación ofrece para la instrucción y el adiestramiento de sus soldados y uni-dades. El elevado número y la gran variedad de misiones que pueden desarrollarse en diferentes teatros de operaciones, la práctica desaparición de riesgos para el personal participante en ellas, la drástica reducción de costes y el mínimo impacto medioambiental producido aconsejan la utiliza-ción de la simulación como elemento fundamental de los planes de instrucción y adiestramiento de las unidades y de los planes de estudios de los centros de enseñanza. La simulación puede ser en vivo, virtual o constructiva. La simulación en vivo, utilizada en la instrucción básica, permite actuar al combatiente con su armamento real, previamente adaptado, en solitario o en unidades tipo escuadra o pelotón, puede mantener enfrentamientos o duelos con supuestos enemigos portadores de receptores que informan, en su caso, de haber sido alcanzados, realizar registros de viviendas o empeñarse en la búsqueda de explosivos. Permiten grabar todas y cada una de estas acciones para realizar posteriormente un juicio crítico. La simulación virtual es aquella que proporciona imágenes de apariencia real de medios, terreno y situaciones mediante el uso de la informática. Pertenecen a este grupo los numerosos simuladores dinámicos de conducción, los de tiro en sala de armas portátiles, los simuladores de tiro de artillería, los de sistemas de armas contra carro, o los simuladores de torre de los carros de combate. La simulación constructiva permi-te el entrenamiento de equipos y va encaminada a facilitar la toma de decisiones, bien en un equipo


MEMORIAL CABALLERIA 74
To see the actual publication please follow the link above