Page 174

MEMORIAL CABALLERIA 74

Varios Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia 172 TRADUCCIONES La única gran excepción a la adquisición mundial de transportes acorazados multirruedas es la del Ejército británico, que no dispone de ninguno todavía, a pesar del desembolso de 1.100 millones de libras británicas desde 1998 (1.800 millones de dólares) en programas de desarrollo relacionados con ellos. Algunos de los transportes acorazados sobre ruedas ya en servicio están equipados con torres armadas con cañones de calibre medio y son promocionados como “vehículos de combate”. Pero como vehículos de combate no pueden compararse con vehículos acorazados sobre cadenas, que son intrínsecamente superiores en cuanto a su movilidad táctica o de campo de batalla y generalmente menos vulnerables. La superioridad de los vehículos de combate sobre cadena se reconoció, afortunadamente, cuan-do a los Strykers les siguió el programa Future Combat Systems (FCS, futuros sistemas de combate), que fue lanzado en 2003. En aquellos momentos se contemplaba todavía que los vehículos acoraza-dos del FCS fueran sobre ruedas, lo que reflejaba las ideas que prevalecían desde tres años antes y contribuyeron a la adopción del LAV sobre ruedas, y de ahí los Stykers. No obstante, un par de años después del comienzo del FCS, los Manned Ground Systems (MGS, sistemas terrestres tripulados), que eran la parte principal de él, pasaron a ser sobre cadenas. Además de reorientar el desarrollo de los MGS de ruedas a cadenas, el programa FCS también puso fin a la idea de que un vehículo acorazado válido para el combate pudiera ser desplegado utilizando un avión de transporte C-130 Hércules, lo que iba a ser la principal característica de la transformación del Ejército de los EE. UU. La idea ya había sido puesta en tela de juicio cuando se tuvo que mejorar la protección a los Strykers desplegados durante la invasión de Irak de 2003, lo que dio como resultado que se hicieran demasiado grandes y pesados para los C-130. Las operaciones de combate en Irak también mostra-ron la necesidad de incrementar la protección del MGS y en particular el XM1206 Infantry Carrier Vehicle (ICV, vehículo de transporte de infantería). Como resultado, en 2008, su peso subió desde las 18 toneladas especificadas originalmente a 24,5 y se descartó la posibilidad de transportarlo en C- 130s. No obstante, las mejoras en protección no fueron consideradas suficientes y en 2009 se puso término al desarrollo del ICV y los otros FCS. En lugar del MGS, el Ejército de los EE. UU. decidió desarrollar el Ground Combat Vehicle (GCV, vehículo terrestre de combate). No se han facilitado detalles de él hasta ahora, excepto que su versión básica será un transporte de infantería capaz de dar cabida a un pelotón de nueve hom-bres además de una tripulación de tres. Será también transportable en un avión C-17, lo que ha Concepto del Ejército de los EE. UU. del GCV, y concepto de BAE Systems del GCV


MEMORIAL CABALLERIA 74
To see the actual publication please follow the link above