Page 175

MEMORIAL CABALLERIA 74

Historia Empleo Táctico y Operaciones Orgánica y Materiales Noticias del Arma Varios 173 TRADUCCIONES llevado a la especulación de que podría pesar como mucho 60 toneladas, porque el C-17 tiene una capacidad de carga máxima de 77.517 kg. Un peso de esta magnitud haría al GCV comparable al transporte pesado acorazado israelí Namer, pero parece improbable, ya que le colocaría por peso en la categoría de las fuerzas aco-razadas convencionales de la que se espera difiera en cuanto a su movilidad estratégica y otros aspectos. Por otro lado, parece que el GCV no será particularmente ligero ya que el requerimiento de que transporte a un total de 12 personas implica que va a ser relativamente grande y pesado, incluso aunque no esté fuertemente acorazado. En cualquier caso, parece ser demasiado pesado para ser de ruedas, lo contrario de lo que ha sugerido un oficial de alta graduación del Ejército de los EE. UU. Despliegue por vía aérea El hecho de que incluso en su versión más pesada el GCV pudiera ser transportado en un C-17, no es probable que lleve a un replanteamiento del concepto de despliegue de vehículos acorazados por aire de 1999, que en aquel caso era en el C-130. Por un lado el número de C-17s es limitado y, por otro, también lo es el de zonas de aterrizaje desde los que pudiera operar. En consecuencia, lo mejor que se puede esperar durante tiempo es el transporte por vía aérea, en circunstancias par-ticulares, de pequeños números de vehículos acorazados, probablemente uno a uno como han sido proyectados a Afganistán, donde los carros Leopard 2 han aterrizado de esta forma en Kandahar. No obstante, aunque sea algo hipotético, el límite de peso ahora establecido por la capacidad de transporte de los C-17 e incluso el menor límite del A400M, que tiene una capacidad máxima de carga de 37 toneladas, son más altos que los fijados previamente por el C-130. Hacen posible por tanto para fuerzas medias superar a los Strykers y transportes acorazados sobre ruedas similares hacia el uso de vehículos acorazados más pesados y más capaces sobre cadenas. El vehículo a considerar con mayor énfasis para las fuerzas medias es el Infantry Fighting Ve-hicle (IFV, vehículo de combate de infantería) que puede proporcionar potencia de fuego móvil de calibre medio y movilidad protegida. Esta combinación refleja el cometido de los IFV en la guerra acorazada, que es proporcionar infantería para operaciones a pie en colaboración con carros, apoyándola con fuego y rechazando los IFV enemigos. No obstante, la combinación de estos cometidos en un tipo de vehículo se ha hecho cada vez más difícil, ya que el calibre de los cañones de los IFV ha crecido de 20 o 25 mm hasta 30 o 40 mm y han sido complementados con lanzadores de misiles guiados contracarro y otros equipos. Esto ha dejado menos espacio para los infantes que todavía se espera que transporten, o les fuerza a convertirse en blancos grandes y vulnerables. Supresión de las troneras Por otra parte, los infantes transportados en los IFV que emplean su armamento poco añaden a su potencia de fuego. Disparar las armas individuales desde un vehículo en movimiento resulta notoriamente inefectivo y ha llevado a la supresión de las troneras en los IFV, incluyendo el Marder alemán y el Bradley americano. Incluso han sido omitidas desde el principio en los Warrior britá-nicos y en los transportes israelíes Namer. Al mismo tiempo, mientras los IFV se están enfrentando a IFV hostiles u otros blancos, los infantes transportados en ellos son innecesariamente expuestos al fuego contrario. Todo esto añade razones de peso para plantearse la separación de los cometidos entre los IFV actuales y su división en dos vehículos diferentes optimizados, respectivamente, uno como una pla-taforma con cañón automático y lanzador de misiles y otro como transporte de infantería. El primero ha sido prefigurado hasta cierto punto por el BMPT construido en Rusia, que está armado con un cañón doble de 30 mm y cuatro lanzadores de misiles guiados, y no tiene espacio para infantes.


MEMORIAL CABALLERIA 74
To see the actual publication please follow the link above