Page 54

MEMORIAL CABALLERIA 74

Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia Varios Noticias del Arma 52 ORGÁNICA Criterios a tener en cuenta, y que se resumían en los cuatro conceptos fundamentales que cito textualmente: • Capacidad. Los recursos y la estructura establecida deben permitir cumplir los cometidos asig-nados. • Posibilidad. El Ejército tendrá las capacidades que razonablemente pueda adquirir y sostener según los escenarios de personal, material y financiero previstos. • Modularidad. La estructura orgánica del ET y la de sus diversos componentes, especialmente la de aquellos integrables en organizaciones operativas, debe articularse sobre el mayor número posible de elementos comunes, los cuales se procurará que sean intercambiables. • Homogeneidad. Los elementos de la organización que desempeñan idénticas o muy similares funciones deben ser iguales en su estructura y, en la medida de lo posible, en su organización de detalle. Sin embargo, ya en 2005, y por parte de la antigua jefatura de orgánica y materiales de caba-llería del MADOC, se estaba estudiando en profundidad una reorganización del Arma de acuerdo a estos principios de capacidad (pues se habían recibido unos criterios operativos previos); de posibilidad (ya que el EME había fijado tanto el personal como el material principal del que se iba a disponer) y a los principios de modularidad y homogeneidad, como “norte” o fin a conseguir en las propuestas resultantes. En mayo de 2007, tras una serie de reuniones y seminarios en Toledo, Granada y Valladolid (don-de participaron representantes de las jefaturas de doctrina, orgánica y materiales de la DIDOM, de nuestras unidades de la fuerza, así como personal del EME/DIVPLA, y de la jefatura de estudios de la ACAB), se contaba con una propuesta global para la organización de las diferentes unidades del arma, de acuerdo a los criterios disponibles en ese momento y que cumplía con los cuatro principios ante-riormente expuestos, ajustándose la distribución de personal y material principal a los datos recibidos. Pero la aprobación e implantación de los MPLTO no se llevó a cabo en bloque, sino de forma sucesiva a lo largo de dos años, iniciándose a partir de junio de 2007, fecha en que se dio de alta el MPLTO del grupo de caballería de reconocimiento, con carácter de urgencia, para crear el GCR “Reyes Católicos” de la BRILEG II, hasta finalizar con la aprobación del MPLTO del regimiento de caballería de reconocimiento, en marzo de 2009. Durante este periodo de tiempo se van modificando, por unas u otras causas (entre ellas la ci-tada Orden DEF/3771/2008), los criterios iniciales, tanto operativos como de personal y material, obligando a continuos reajustes de los organigramas inicialmente propuestos por el arma. Por otro lado, durante esta fase, se echó en falta la necesidad de adoptar una unidad de criterios a la hora de apoyar una propuesta, desde una perspectiva global, para todo el arma. El resultado fue que tras la aprobación de todos los módulos se había modificado de forma sus-tancial el despliegue inicial del arma, disminuyendo la entidad de sus unidades a la vez que desapa-recieron totalmente los principios de modularidad y homogeneidad. Tal es así que, actualmente, el arma de caballería contando con el menor número de unidades de las armas presenta, sin embargo, la configuración más heterogénea. De hecho, existen tres organizaciones distintas de la unidad regimiento: – Regimientos con PLMM de Rg. (común a todos los regimientos de Caballería/infantería), con uno o dos grupos, como es el caso de los RCLAC de la BRC II. – Regimiento con PLMM de Rg. y con escuadrones independientes, que inicialmente iban a configurar grupo de reconocimiento, como es el caso del RCR “Farnesio” 12. – Regimientos con escuadrones independientes, pero con una PLMM diferente al resto de los regimientos, como es el caso de los RCAC.


MEMORIAL CABALLERIA 74
To see the actual publication please follow the link above