Page 111

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130

RECENSIONES Novela ilustrada esta de Pérez Reverte, con un acertado tinte de originalidad, y el relato que evidencia el buen oficio narrativo del autor y su indudable dominio de diálogo y situaciones. Su argumento —la introducción en España de la Enciclopedia francesa— de los Voltaire, Diderot y DʼAlembert, que dos académicos españoles, un bibliotecario y un marino, tratan de llevar a cabo, sin que la tarea les resulte ventajosa o fácil. Dos personalidades contrapuestas, fielmente retratadas desde sus diferentes criterios y convicciones. quien sea lector del novelista académico ya conoce su manera original de hacer la novela metiéndose directamente en ella, con frecuentes digresiones, con segmentos de vida cotidiana (almuerzo en Lardhy con el almirante González Carrión; llamada a Carmen Iglesias para completar detalles, búsquedas en internet; explicaciones del profesor Rico); lo que no impide que el retorno al hilo conductor, se vea afectado negativamente por estos lapsus, pues don Arturo, como los buenos toreros, tiene la difícil facilidad de ligar sus pases (capítulos). Hombres buenos es, pues, una novela culta, autoexigente y bien planteada y al propio tiempo atractiva y pródiga en imaginación, con el hallazgo estructural de una conciencia y una forma real para los protagonistas. La riqueza del lenguaje es también consecuencia de su indiscutible talento narrativo y acierto documental. No adivino la identidad del bibliotecario don Hermes, pero sí se trasluce en la del almirante don Pedro Zárate, con rasgos y afinidades del almirante Álvarez Arenas, su compañero de Academia, el que fuera también mi jefe y amigo. Las alusiones de cierta timidez, arraigada soltería, sus dos hermanas, y sobre todo su espíritu crítico y dulcemente mordaz. Es sin duda el marino ilustrado de la novela, pero aquellos hombres de la generación dieciochesca poseían ante todo espíritu de misión, conciencia de su destino histórico y, en la mayor parte de ellos, una fe no contaminada por el racionalismo. La verosimilitud de los dos protagonistas, a los que se incorpora la demoledora presencia del abate Bringas, y el recorrido escénico de Madrid y sobre todo del París prerrevolucionario, tan excelentemente captado, son también factores integradores de la novela; una novela que gustará a unos y disgustará a otros, pero lo que es indudable que a nadie dejará indiferente. LAORDEN jIMÉNEZ, Luis: Navegantes españoles en el Océano Pacífico. Edición del autor, Madrid, 2014, 490 págs., gráficos. Cuando un autor se convierte en editor de su propia obra y en su dedicatoria figura un amplio censo familiar (supongo que hijos en su mayor parte) realiza un admirable ejercicio de dedicación y entrega en un contexto de connotaciones positivas. Si además de ello el texto gira en torno a una serie de valores incuestionables de los que no son menores el esfuerzo investigador y la redacción adecuada, el libro adquiere el doble mérito de su edición y su difusión que lleva necesariamente a la reflexión y al estímulo. 110 REVISTA DE HISTORIA NAVAL Núm. 130


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130
To see the actual publication please follow the link above