Page 16

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130

LA LUCHA ANTICORSARIA EN EL LITORAL MURCIANO DURANTE EL REINADO DE... 1608 Escuadra de España 3 galeras 1611 Escuadra duque Florencia 6 galeras 1611 Escuadra de España 6 galeras 1612 Escuadra de España 1613 Escuadra de Malta 1613 Escuadra de España 3 galeras 1614 Escuadra de Génova 1615 Escuadra de España 8 galeras 1616 Escuadra de Nápoles 1616 Escuadra de Génova 1618 Escuadra de Nápoles 2 galeras 1618 Escuadra de España 1619 Escuadra de Denia (duque de Lerma) (*) Es incompleta, pues existen huecos documentales entre septiembre de 1605 y diciembre de 1610; agosto de 1612 y octubre de 1613; agosto de 1616 y enero de 1618; y mayo de 1620 y marzo de 1621. Estas escuadras de galeras aprovechaban también la ocasión para salir en persecución de aquellas embarcaciones corsarias que eran divisadas en las proximidades de Cartagena o en algún punto del litoral murciano. Precisamente estando fondeadas en este puerto las seis galeras de la escuadra de España, recibieron en octubre de 1591 el aviso de que tres galeotas argelinas habían sido descubiertas en la isla de Santa Pola. Sin demora alguna, las galeras partieron de Cartagena y consiguieron capturar a dos de ellas (de 12 bancos) y sesenta y dos de sus tripulantes. Incluso continuaron la persecución de otras tres en dirección a la isla de Formentera, sin que sepamos el resultado final de la misma (23). Otras veces la presa se producía en el camino hacia Cartagena, como sucedió a mediados de julio de 1598 cuando las ocho galeras de la escuadra de Génova atraparon en la isla de Santa Pola (actual Tabarca) tres galeotas pequeñas que allí fondeaban. Esta armada, dirigida por el almirante Doria, llevaba a bordo 451 soldados (de los que 200 eran españoles), 537 hombres de cabo y 2.349 remeros. Al parecer, su misión era esperar a 10 compañías españolas para trasladarlas a Italia (24). Normalmente solían salir desde el puerto cartagenero, una vez que se conocía la presencia cercana de naves enemigas. Pero en alguna ocasión, como en diciembre de 1601, sus mandos se negaron a hacerlo. En este caso fue el conde de Buendía, que se encontraba al frente de 10 galeras, el que rehusó el ofrecimiento hecho por el Concejo de Cartagena de una tropa de 400 soldados para ir tras cinco galeotas argelinas que estaban haciendo estragos en las costas del Sureste. Esas galeotas, junto a otros seis bergantines, formaban (23) AGS, GyM, leg. 326, núm. 192. (24) Ibídem, leg. 517, núm. 199. Año 2015 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 15


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130
To see the actual publication please follow the link above