Page 33

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130

ANTONI PICAZO I MUNTANER ción de galeones en Manila han sido más bien escasos. Solo algunos artículos, o pequeñas partes de libros y actas de congresos, dedican páginas a uno de los pilares básicos que sustentaron la relación entre Manila y Acapulco. Con este estudio pretendemos realizar una aproximación a la dinámica constructiva que se realizó en las islas. Dinámica que pasó, como veremos, por dos elementos clave. Cierto que muchos galeones y pataches se construyeron en la América hispana, pero también es cierto que el comercio y el apoyo financiero, el situado, de las islas necesitaba de más navíos con que realizar el viaje. Por eso se perfilaron dos posibilidades, que aquí intentaremos analizar, para la dotación de las naves suficientes. Una fue la construcción directa de galeones en el puerto de Cavite, aprovechando la madera de las islas; la otra fue la de adquirir en los mercados asiáticos las naves, con todo su bastimento, por cuanto eran de una calidad mayor y de unos precios mucho más atractivos. Entre los autores que han profundizado en la historia de la construcción de galeones y la importancia que esta actividad supuso para la historia de las Filipinas hispánicas cabría citar, en primer lugar, y por una cuestión de proximidad temática la obra de Consuelo Varela sobre la microhistoria de un galeón, que veremos a continuación. Consuelo Varela profundizó de una forma tremendamente hábil y certera, no solo en la construcción del Santo Niño, sino también en su pequeña carrera transpacífica, cargada de problemas legales derivados de un exceso de carga. Marcelino González también ha contribuido recientemente a una clara exposición de los barcos que participaron en la carrera transpacífica, detallando desde su tipología hasta la capacidad de carga y construcción en los astilleros americanos. En este último sentido, pero desde el Caribe, Otero también ha trabajado sobre los aspectos netamente técnicos. También desde este último apartado, pero aplicado a todo el conjunto de la monarquía hispánica, sobresale la tesis doctoral de Manuel jorge Parada «El galeón como producto resultante de la confluencia de las dos tipologías de construcción naval europea: la mediterránea y la atlántica». josé Miguel Herrera ha analizado cómo y de qué forma se estructura y organizaba un galeón en el Pacífico mediante el estudio del San Damián, por cierto una nave que no era adecuada dada su carga y tipología, pues no fue fabricada para cruzar el Pacífico. Los pertrechos de los galeones, y demás naves, fueron estudiados, aunque básicamente durante el siglo XVIII, por German L. Andrade, pasando revista desde la construcción a la dotación artillera de las naves. Centrado también en un único navío, de la carrera transpacífica, hallamos la obra de jesús García del Valle sobre el galeón Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza. Una de las grandes obras que estudia y se adentran no solo en la problemática de la construcción, sino que incluye apartados muy importantes para el control y dominio de los mares como era desde la política forestal, pasando por la fabricación de artillería, el personal de a bordo, el velamen, los aparejos, etc., se halla en la obra de David Goodman, El poderío naval español. Historia de la armada española del siglo XVII. 32 REVISTA DE HISTORIA NAVAL Núm. 130


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130
To see the actual publication please follow the link above