Page 38

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130

CONSTRUCCIÓN, DESGUACE Y NAUFRAGIOS DE GALEONES EN MANILA ros, pero sobre todo la gran producción que tenían de anclas de hierro a unos precios muy atractivos. Fue por este motivo que a finales del siglo XVII el gobernador Diego de Salcedo daba cuenta a las autoridades de Nueva España de las dificultades que tenían los galeones de las islas, escasez de marineros y pilotos, la inexistencia de maestros de fábricas..., y cómo había despachado en 1666 una nave a Camboya para la compra de hierro y anclas, con un coste total de 2.000 pesos (8). Mantenimiento y desguace de galeones en Filipinas Pero los trabajos de construcción de galeones en Manila no solo eran caros, su mantenimiento prácticamente era mucho mayor que el de su construcción. El galeón Santo Cristo, por ejemplo, fue carenado en dos ocasiones. La primera en 1690 que ascendió a la respetable suma de 41.373 pesos; la segunda en 1692 y costó 30.902 pesos (9). Por su parte en la misma época, en 1689, también se reparaba el galeón Santo Niño, que importó 51.723 pesos y ya, como veremos más adelante, presentaba señales inequívocas de ser una nave muy precaria y mal fabricada. También en el siglo XVIII la carga del carenado también era sumamente cara, así en 1700 se aderezó el galeón Nuestra Señora del Rosario, con un coste de 47.802 pesos, y al año siguiente se tornó a carenar, reduciendo en esta ocasión los gastos a 29.533 pesos (10). Los importes, de reparar y carenar los galeones Santo Cristo y Santo Niño, fueron los siguientes: Reparación y gasto Santo Cristo Santo Niño Corte maderas 10.991 pesos 16.564 pesos Clavazón 11.248 pesos 13.964 pesos jornales aserradores 2.096 pesos 3.211 pesos jornales calafates 3.834 pesos 2.412 pesos Otros jornales 258 pesos 171 pesos Indios de repartimiento 1.623 pesos 3.138 pesos Regular la maestranza 11.320 pesos 12.260 pesos El caso del galeón Santo Niño y Nuestra Señora de la Guía es uno de los ejemplos que más bien ilustran las carencias que tuvieron las islas Filipinas para la construcción de naves óptimas para la carrera transpacífica. Dicho (8) AGI, Filipinas 9, R.3, N.49, «Carta de Diego Salcedo, gobernador de Filipinas, dando cuenta de la llegada del galeón San José, 1667». (9) AGI, Filipinas 16, R.1, N.2, «Carta de Fausto Cruzat y Góngora, gobernador de Filipinas dando cuenta de que el galeón Santo Cristo de Burgos volvió de arribada el 18 de diciembre de 1692, entrando en la ensenada de Naga donde quedó para carenar y proseguir viaje». (10) AGI, Filipinas 127, N.3, «Carta de Domingo de Zabalburu, gobernador de Filipinas, dando cuenta de lo que ha costado el carenado del galeón que despachó a Nueva España en 1702». Año 2015 REVISTA DE HISTORIA NAVAL 37


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130
To see the actual publication please follow the link above