Page 49

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130

DANIEL TORENA GÓMEZ Carta de la expedición de Solís de 1516 piloto mayor del Reino de Castilla comparativa con los navegantes portugueses, juan de Lisboa, Ribero-Flores y Américo Vespucio. llevando pieles. Frente a la isla de Santa Catalina, Brasil, perdió una nave y continuando la ruta pasó por el Santos actual; luego cabo Frío y Pernambuco, donde dejaron a un tripulante llamado juan Gómez; llevaban una mujer y al llegar a Sevilla, España, la vendieron como esclava doméstica por la alta suma de 7.500 maravedís. Otro tripulante de esta expedición, Alejo García, que había naufragado frente a Santa Catalina, salió ileso y vivirá grandes aventuras. Las dos naves restantes llegaron finalmente a España el 24 de octubre de 1516. Alejo García, sobreviviente de la escuadra de Solís, se internó en tierras de la actual Santa Catalina, Brasil, mantuvo relaciones con los indígenas y estos le hablaron de una tierra donde había una «Sierra de Plata», que existía en el interior del continente gobernada por un rey blanco. Esta leyenda tenía una relación con la leyenda de «el Dorado», según la cual había un poderoso monarca revestido de oro, probablemente inspirada la leyenda en los tesoros de los Incas. La «Sierra de Plata» era el Cerro Potosí, en la Bolivia actual, que es una de las mayores minas de plata del mundo. Este marino aventurero, con compañeros cristianos, que habían tenido hijos de las mujeres indias, emprendió una expedición de cuatro o cinco hombres, algunos muy jóvenes, mestizos y algunos indígenas locales. Salieron de Santa Catalina en 1521, cruzaron las selvas del interior de Brasil, llegaron a los ríos Paraná y Paraguay y entraron en el territorio del Chaco, en el actual Paraguay. Continuaron el camino por el territorio de la actual Bolivia y finalmente llegaron a Potosí, donde encontra- 48 REVISTA DE HISTORIA NAVAL Núm. 130


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130
To see the actual publication please follow the link above