Page 83

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130

MANUEL GONZÁLEZ DE CANALES MOYANO En la real orden (RO) de 9 de julio de 1802, tan solo dos años antes del hundimiento de la Mercedes, se reglamenta un nuevo uniforme pequeño. Sin embargo, conviene tener en consideración que la fragata procedía de América, en tiempos en los que la difusión de las órdenes escritas era lenta y el cumplimiento de la uniformidad se postergaba por la precaria economía de los impagados oficiales. Todo apunta, por tanto, a que el uniforme del capitán de navío de Goicoa y Labart fuera el correspondiente a las Ordenanzas del 1793. No obstante, no existen datos que puedan confirmar que no se hubiera cumplimentado la RO de 1802. En conclusión, suposiciones aparte, el uniforme que debía llevar era el reglamentario en esa fecha, el de 1802. De las fuentes disponibles La descripción básica del uniforme se encuentra en la RO citada; en ella se relacionan las prendas básicas de uniforme sin gran detalle. El mismo año se le añade el uso del plumero encarnado en el sombrero de galón (1). Con estas dos únicas disposiciones quedan por definir múltiples detalles, para lo cual es obligado recurrir a otras fuentes como las Ordenanzas de la Armada de 1793 y la similitud con uniformes equivalentes de las Armadas europeas contemporáneas conservados en los museos de Greenwich y el de los Inválidos de París. También se puede analizar la ropa que vestía el personal civil de su mismo estatus social, dado que los uniformes siempre han sido una adaptación a la evolución de la moda de cada época histórica, en especial el pequeño, de uso diario. Nuevas formas de vestir, que no solo marcaban el corte del uniforme militar sino que añadían también el aire con el que este se vestía. Los modelos expuestos en el Museo del Traje de Madrid son de utilidad para situar el uniforme en su tiempo. y, por último, como ocurre y ha ocurrido en toda época y, especialmente en la que tratamos, el uniforme era traje de todos los días, más allá del servicio, por lo que reflejaba y refleja la persona que lo viste identificándola con su condición de pertenecer a los Ejércitos —de Tierra o de Mar— y del estatus social, en especial el de los oficiales del Cuerpo General de la Armada. De todas las fuentes consultadas, las más importantes son los estudios hechos por el doctor Alía Plana y los trabajos y publicaciones de los González de Canales (padre e hijo) a los cuales remito para completar la relación de fuentes. Descripción general del uniforme de oficial de 1802 La única descripción del uniforme la contiene la RO de 9 de julio de 1802 como sigue: (1) RO de 14 de agosto de 1802. 82 REVISTA DE HISTORIA NAVAL Núm. 130


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 130
To see the actual publication please follow the link above