Page 110

MEMORIAL CABALLERIA 77

Varios Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia 110 PERSONAJES ILUSTRES DEL ARMA DE CABALLERÍA Entre 1796 y 1807 continuó prestando servicio en el Cuerpo de Guardias de Corps y en el de Caballería del Infante a partir de noviembre de 1805. Acompañó a Fernando VII a Francia, donde se encontraba al iniciarse el levantamiento contra las tropas napoleónicas, consiguiendo fugarse y trasladarse a España, y una vez allí se presentó al general Blake en Valencia, y en septiembre de 1811 le fue ratificado su empleo de capitán y el cargo de ayudante de Su Majestad el Rey. No llegó a incorporarse a su regimiento, que pertenecía al Quinto Ejército, ya que se accedió a concederle el pase al Cuerpo de Estado Mayor con el empleo de segundo ayudante. En julio de 1812 concurrió a las órdenes del general Mourgeon a la expedición a Tarifa y al mes siguiente se halló en la toma del castillo de Niebla y en los ataques a Sanlúcar y Triana, cuyo puente fue uno de los diecisiete que lo tomaron. Con el Ejército de Reserva de Andalucía, al que había sido destinado en julio de 1813, participó en el bloqueo de Pamplona y en la batalla de Sorauren, y en octubre en las acciones de Lesaca, Vera, Lerín y Sare. Recibió en junio de 1814 el empleo de co-mandante de escuadrón y destino en el Regimiento de Dragones de Lusitania, con el que en agosto del año siguiente se halló en la expedición que hizo a las inmediaciones de Bayona el Ejército de la Izquierda, en el que desempeñó el cargo de 2.º jefe de Estado Mayor. Con el empleo de teniente coronel fue nombrado por el comandante general de Navarra en diciembre de 1821 ayudante gene-ral de la División de Operaciones Militares y en abril del año siguiente primer ayudante de Estado Mayor del Distrito de Burgos, confiándosele en octubre el mando del Regimiento de Lusitania, con el que en ese mismo mes se enfrentó a la partida del Cura Merino en Roa. En marzo de 1823 fue nombrado 2.º ayudante general del 1.er Ejército de Operaciones. El 20 de mayo, a las órdenes del general Zayas, capitán general de Castilla la Nueva, impidió la entrada en Madrid de la vanguardia del ejército aliado al mando del general Bessières, que fue desalojado de las posiciones que había ocupado en la puerta de Alcalá y verjas de Retiro. Tras la rendición de la plaza partió hacia Extre-madura y al ser atacadas las tropas del general Zayas en las inmediaciones de Talavera de la Reina se retiraron hacia el Puente del Arzobispo y posteriormente a Trujillo; en el mes de agosto había sido ascendido a coronel, aunque este empleo no le sería reconocido hasta 1838. Disuelto el ejército, causó baja como teniente coronel del Lusitania y quedó en diciembre de 1823 con licencia indefinida, y en enero de 1828 fue purificado y en junio declarado excedente y obtuvo el retiro a petición propia en 1830. Le fue comunicado en diciembre de 1833 que había sido repuesto en el cargo de gentilhombre, del que había sido privado en octubre de 1823. En 1834 volvió al servicio al mando de una columna con la que debía proteger las comunicaciones entre Madrid y Valladolid e impedir que el Cura Merino hiciera propaganda carlista. En julio se enfrentó a las partidas de Cuevillas y don Basilio y a partir de noviembre mandó una división que operó en la sierra de Burgos y en los pinares de Soria. Con el empleo de brigadier, que había alcanzado en octubre de 1834, fue en septiembre del año siguiente nombrado gobernador militar y político de la Isla de Menorca, cargo en el que se mantuvo hasta marzo de 1839 y en el mes de agosto pasó a ser comandante general de la provincia de Palencia y subinspector de la Milicia Nacional de la misma. En agosto de 1841 fue nombrado comandante general de la provincia de Guadalajara y en julio de 1843 dimitió del cargo para unirse al alzamiento nacional, fortificando el edificio de la Fábrica de San Carlos, en el que se encerró con los profesores y alumnos de la Academia de Ingenieros, hasta que tuvieron que capitular ante las fuerzas de los generales Seoane y Zurbano. Por su intervención en estos hechos recibió el empleo de mariscal de campo, y volvió a aceptar el cargo anterior, en el que se mantendría hasta enero de 1845. En ese mismo año estuvo al frente de las Comandancias Generales de Segovia y Guadalajara. Falleció en Guadalajara el 17 de enero de 1857. Era caballero profeso de la Orden de Santiago y gentilhombre de cámara de Su Majestad (1817), y poseía la gran cruz de San Hermenegildo (1844). Estuvo casado con doña Hipólita Díez. FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA: ARCHIVO GENERAL MILITAR DE SEGOVIA (AGMS). Ín-dice de expedientes personales, Instituto Luis de Salazar y Castro, Madrid, 1959; ARCHIVO GENERAL MILITAR DE SEGOVIA (AGMS). Expedientes personales.


MEMORIAL CABALLERIA 77
To see the actual publication please follow the link above