UNA SEMANA CON LOS CASI TENIENTES DEL ARMA EN EL «MONTESA»

MEMORIAL CABALLERIA 77

Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia Varios 34 ACTIVIDADES ACADÉMICAS Desde las 8:30 horas del día siguiente nos dedicamos a preparar al caballo para la prueba, lim-piándolo y colocando su equipo, para después dirigirnos al lugar de salida donde pudimos calentar unos minutos antes del inicio. Las salidas se produjeron por grupos desde las 9:50 hasta las 10:10 horas, con diferencia de 5 min. Al inicio nos sorprendió no recordar el carácter de los caballos de la Academia, más briosos que aquellos a los que estamos acostumbrados en Valladolid, pero en breve espacio de tiempo creo que todos nos hicimos con ellos, y disfrutamos mucho del rato que duró la competición. Durante la misma, al no conocer bien al caballo, quizá nos costó medir su capacidad física, pero descubrimos que estaban en buena forma y que las clases de equitación que en esta Academia re-cibimos han servido de mucho para la mayoría de nosotros. Además, pudimos recorrer el CMT «San Gregorio» (en el que tantas horas hemos pasado) desde un nuevo punto de vista al que no estamos acostumbrados: montados a caballo. Tras finalizar la prueba, pasar el control, ducharlos y llevarlos a las cuadras, y con un merecido premio por la buena mañana pasada, nos despedimos de los caballos y esperamos hasta la entrega de premios que tuvo lugar a las 16:00 horas. En esta, se recompensó el es-fuerzo y dedicación que algunos de los jine-tes ponen en su entrenamiento y se clausuró el IV Raid «Academia General Militar» como un éxito y, según nuestro punto de vista, una nueva puerta abierta entre nosotros y la socie-dad civil de la que formamos parte y a la que servimos. En cuanto a la experiencia vivida, y a modo de conclusión, reafirmar que fue muy grata para los cinco alumnos participantes, y que no solo Los caballos después de la prueba contribuyó a nuestra práctica sino que fomentó el compañerismo y el asentamiento de ese espíritu jinete que en esta casa se intenta inculcar, y que día a día vamos haciendo nuestro pues, en breve, dependerá de nosotros mantenerlo, fomentarlo y transmitirlo. UNA SEMANA CON LOS CASI TENIENTES DEL ARMA EN EL «MONTESA» Es lunes. Una nueva semana comienza en el Regimiento de Caballería Acorazado «Montesa» 3. Son las 7:40 horas y el personal de los escuadrones se va agrupando en el patio de armas para la primera formación. De entre toda la actividad de un lunes cualquiera, de una semana cual-quiera, hay algo que me resulta extraño. «¡Es verdad!...», pienso dándome cuenta, «hoy llegan los cadetes». Los dos caballeros alféreces cadetes de quinto curso, CAC Ramos y CAC Bonelli, miran con ojos curiosos todo el trasiego a su alrededor. No saben muy bien dónde ir ni con quién. Cuando nos ven llegar parecen tranquilizarse, sobre todo al ver las caras conocidas del teniente Román y la teniente Valdivia. Fueron sus instructores durante el Campamento. Mientras nos dirigimos a la formación voy haciendo un repaso mental al apretado programa que la PLMM y los capitanes de los escuadrones han diseñado para los alféreces cadetes coordinado con la ACAB.


MEMORIAL CABALLERIA 77
To see the actual publication please follow the link above