Page 62

MEMORIAL CABALLERIA 77

Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia Varios Noticias del Arma 62 ORGÁNICA INFANTERÍA VS. CABALLERÍA El primer escollo estriba en que España es un caso único entre todos los países de la OTAN, ya que la mayoría de nuestros carros de combate no se integran en la Caballería o Arma acorazada. Lo cierto es que en su momento, tanto los primeros carros que se adquirieron para actuar en la guerra de Marruecos, como los aportados por Rusia y Alemania durante la Guerra Civil, se entregaron a la Infantería de acuerdo con la doctrina francesa imperante tras la Primera Guerra Mundial. Primeros carros de combate del Ejército español En los principales ejércitos extranjeros se observa que los ingleses transformaron su Caballería en el Royal Armoured Corps ya en 1939. En 1942 De Gaulle integró los carros de la Francia libre en la nueva Armée Blindée et Cavalerie. En 1950 se fusionaron también en el Armor estadouni-dense tanto sus regimientos de carros como su Caballería, mecanizada desde 1931 gracias a la labor de Chafee y Patton. Incluso Italia ha unificado su Cavalleria y su Fanteria Carrista en fecha tan tardía como 1999. En el caso español, los carros americanos cedidos por los tratados Marshall y FACE se repartie-ron por igual entre Infantería y Caballería hasta que el plan ET-XXI finiquitó la caballería pesada. Desde entonces, nuestros modernos «Leopardo» 2E siguen sin constituir una moderna Arma acora-zada equivalente a las europeas. En mi opinión, la táctica y la técnica de un carro de combate, ya sea de ruedas o cadenas, tienen más en común con las de una cuadriga falcada persa que con las de un infante acorazado, por mucho que este vaya también protegido por los equivalentes actuales del yelmo, la coraza y las grebas de un caballero feudal. La diferencia fundamental estriba en que un infante, ya sea ligero (cazador), de línea (fusilero) o pesado (granadero), siempre tendrá como objetivo la conquista palmo a palmo y posterior defensa del terreno, combatiendo fundamentalmente a pie. Ello no es óbice para que la infantería siga desplazándose a bordo de vehículos acorazados y emplee el armamento vehicular como apoyo cuando desembarca, tal y como hacían desde el siglo XVII los Dragones, un Arma mixta que se movía a caballo pero combatía a pie.


MEMORIAL CABALLERIA 77
To see the actual publication please follow the link above