Page 104

MEMORIAL CABALLERIA 75

Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia Varios Noticias del Arma 102 ORGÁNICA ¿Qué problema existe en que en una patrulla/unidad se compaginen, por ejemplo, una sección ligera acorazada, reforzada con un pelotón de «Centauros», otro de zapadores y una sección de in-fantería?: ninguno. Por ello debemos acondicionar el personal y el material a unas nuevas plantillas que deberán sacrificar, a lo mejor, algunas de las posibilidades típicas que hasta ahora hemos realizado y cir-cunscribirnos a misiones mucho más específicas y mucho más esenciales. Cuando las divisiones fueron desapareciendo paulatinamente, también lo hicieron los regimien-tos de Caballería que componían sus núcleos de tropas divisionarias. Parte de ellos se refundieron en la que es la actual BRC-II, otros se fueron desvaneciendo con los nuevos planes hasta llegar a la situación actual, de todos conocida. Esta situación no tendría nada de extraordinaria de no ser que, con el transcurso del tiempo, hemos visto crearse las Brigadas con sus correspondientes unidades de artillería, de zapadores, lo-gísticas, etc. Pero misteriosamente no contaban con unidades de caballería. Desconozco el enigma que envolvió esta aceptación de una posible muerte anunciada y aventurarme a hacer cábalas sobre ello no sería honesto, sino atrevidamente incorrecto. Parecía que esta anómala situación se solventaba cuando se creó el grupo de Caballería de la Brigada Legionaria, seguido del estudio para la ubicación de los grupos de Caballería de las Briga-das Mecanizadas de Córdoba y Badajoz, cuyo proyecto lamentablemente no llegó a cuajar. Sintetizando: la creación de ambos grupos podría haber supuesto, sin duda, la desaparición de algún regimiento de la BRC-II y a lo mejor, a medio plazo, la de la propia Brigada, siempre que se hubiera permanecido en una actitud meramente pasiva, claro está, y quizá es ahora cuando debamos adelantarnos a los acontecimientos, quizá es tarde, pero plantear únicamente posiciones defensivas es poco menos que un suicidio, querer mantener, impertérritos, lo actualmente existente es inviable, por ello hay que avanzar mucho más rápido que los acontecimientos para plantear soluciones váli-das y aplastantemente racionales que justifiquen la argumentación de su propuesta. PLANTEAMIENTO Partiendo de unas posiciones perfectamente delimitadas debemos ceñirnos a las necesidades reales de nuestras FAS. Hay que olvidar, dejar de lado, los intereses meramente personales o que son producto de un espíritu «endogámico» del Arma. Para ello se debe clarificar: a. Qué misión debemos desempeñar. b. Opciones y ventajas que ofrecemos sobre otras soluciones. c. Despliegue actual/futuro del Arma. Entidad. d. Nuevos horizontes de futuro. A. Misiones Tal como planteamos anteriormente, hay que ceñirse a la misión primordial y perfectamente delimitada de la INFORMACIÓN. Hay otras tareas, otras misiones, lógicamente, y no por ello hay que abandonarlas, pero es esa faceta la que debe dar seguridad a la perduración del Arma. El Mando debe actuar en función de muchos parámetros, pero sin duda la información táctica es uno de los primordiales a la hora de la toma de decisiones y toda obtención de esa información debe ser proporcionada por nuestras unidades. Sirva un ejemplo para ello: ya están contemplados en nuestras plantillas los aviones de observación no tripulados (los ya famosos UAV), y como ha ocurri-do en múltiples ocasiones se contempla en material pero está en manos de otras unidades. Bien es cierto que a lo mejor en determinadas ocasiones, circunstancias, escenarios bélicos, será necesario


MEMORIAL CABALLERIA 75
To see the actual publication please follow the link above