STEEL BEASTS - Alejandro Portillo Muñiz caballero alférez cadete de Caballería – 5.º curso

MEMORIAL CABALLERIA 75

Historia Empleo Táctico y Operaciones Orgánica y Materiales Noticias del Arma Varios 159 EL RINCÓN DE LA SIMULACIÓN STEEL BEASTS Alejandro Portillo Muñiz caballero alférez cadete de Caballería – 5.º curso Desde su implantación en el año 2004, Steel Beasts es una herramienta fundamental para ins-truir a las tripulaciones de las unidades tanto de caballería como de infantería mecanizada y aco-razada. El ejército español es, hoy en día, uno de los países punteros dentro del programa Steel Beasts, programa que comparten ejércitos de países tales como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia, Holanda, Dinamarca, Italia y Australia. En los nueve años que lleva el sistema Steel Beasts dentro de nuestro ejército ha demostrado que es un sistema muy eficaz para instruir a tripulaciones, y dentro de las tripulaciones ha demostrado ser altamente eficaz para la instrucción de los tiradores de los carros de combate Leopardo 2E y Leopard 2 A4, cometido por el cual fue adquirido este sistema que pertenece a la empresa norteamericana eSIM GAMES. Hay que tener muy presente que el sistema Steel Beasts no es un simulador, de hecho está clasi-ficado por la OTAN como un «serious game». Esta clasificación la establece la OTAN para aquellos sistemas que no son simuladores y se aproximan a un videojuego comercial. La OTAN contempla solo dos clases de serious games, uno para unidades mecanizadas y acorazadas (Steel Beasts) y otro para unidades a pie, el Virtual Battlespace 2 (VBSP 2). Sin embargo, el sistema nos permite utilizar mandos que son una réplica exacta de los que encontramos en los puestos de tirador de los carros de combate Leopard 2 A4, Leopardo 2E, del VCI/C Pizarro, del VRCC Centauro y del VEC así como los mandos que encontramos en los puestos de jefe del carro de combate Leopardo 2E y del VRCC Centauro. Aunque en sus inicios Steel Beasts solo se empleaba para instruir a los tiradores del carro de combate Leopard 2 A4, pronto se vio que este sistema ofrece un amplio abanico de posibilidades no solo referentes a la instrucción sino también al adiestramiento de unidades, permitiendo ejecutar ejercicios hasta nivel grupo táctico. En un principio, de los vehículos con los que cuenta el ejército solo se contaba con el Leopard 2 A4. No fue hasta el año 2008 cuando se introdujo en el simulador el carro de combate Leopardo 2E y el VCI/C PIZARRO; hasta entonces los tiradores se instruían con el carro de combate Leopard 2 A5 DK, del ejército danés. Gracias a esto, hoy en día se pueden realizar ejercicios tácticos a nivel sección y escuadrón empleando los mandos réplica para contro-lar los carros de combate Leopardo 2E, en un bando, y el Leopard 2 A5 DK en el otro bando. Con ello empleamos dos medios muy similares en características de potencia de combate, movilidad y protección y a la vez evitamos el fuego amigo, ya que los dos modelos de carro de combate están pintados con distinto camuflaje en el sistema. Aunque contar con el sistema Steel Beasts supone una gran ventaja en lo que a la instrucción y al adiestramiento de las pequeñas unidades se refiere, también presenta deficiencias. Por ejemplo, los enemigos en ocasiones hacen fuego eficaz desde distancias superiores al alcance de sus armas; aparte, las unidades a pie cuentan con mayor ventaja en ocasiones que las unidades sobre vehículos ya que portan armas contra carro muy eficaces. Otro punto que se puede mejorar del sistema está referido al realismo de los escenarios que, aunque son totalmente editables, supone mucho tiempo y dedicación llevarlo a cabo; además no se pueden editar, por ejemplo, objetos tan simples como torres de alta tensión. Hoy en día se está planteando la cuestión de si este sistema vale para certificar a las tripula-ciones del VRCC Centauro. La conclusión a la que se ha llegado viene referida a la insuficiencia del sistema para poder certificar ni siquiera a un tirador. Para poder certificar a una tripulación es necesario que esta conozca perfectamente el funcionamiento de los sistemas de su vehículo y esto no se consigue con el sistema Steel Beasts porque, como ya se ha mencionado anteriormente, no es un simulador. Para poder certificar a la tripulación es necesario hacerlo con el propio vehículo o


MEMORIAL CABALLERIA 75
To see the actual publication please follow the link above