Page 165

MEMORIAL CABALLERIA 75

Historia Empleo Táctico y Operaciones Orgánica y Materiales Noticias del Arma Varios 163 TRADUCCIONES nes de fuego que el ordenador fielmente representa en tiempo real. La investigación y desarrollo para el «campo de batalla digital» está equipando cada carro con aparatos de posicionamiento global, unidos por ordenadores y pantallas generadas por ordenador en cada carro de combate, y en las correspondientes PLMM/EM. La integración con éxito de la tecnología de la información en las grandes unidades acorazadas puede ser técnicamente más fácil que con la infantería a pie, pero requerirá todavía mucha evaluación e instrucción de los factores humanos. Se debe recordar que la guerra terrestre, más que la aérea, marítima o espacial, se combate bajo condiciones físicas y emocionales muy «sucias». A menudo se requieren operaciones continuadas e incluso sostenidas. Los límites estrictos en el tamaño y peso del equipo exigen compromisos: el aire acondicionado puede ser necesario para los ordenadores, pero se ha invertido tradicionalmente poco para proporcionar confort a las tripulaciones. Si los sistemas de «alta tecnología» se rompen bajo la tensión de las operaciones de campaña, la tripulación debe ser capaz de arreglarlos o seguir sin ellos. No se debe permitir el miedo, aflicción, ira, culpa o simple falta de sueño para mermar las capacidades de los cruciales componentes humanos del sistema. Aunque la infantería asume el papel director durante el combate en áreas urbanas, el carro y la in-fantería trabajan como un equipo unido. El carro de combate se mueve por las calles, después de que la infantería las haya limpiado de cualquier posible posición de ATGM y, por su parte, apoya a la infantería por el fuego. El carro de combate es una de las armas más efectivas con fuego de gran calibre contra es-tructuras. El principal papel del cañón del carro de combate durante el combate urbano es proporcionar fuego directo contra edificios y puntos fuertes que la infantería haya identificado como blancos. Los carros de combate o las fuerzas pesadas podrían estar en gran desventaja durante el com-bate urbano, pero unos pocos carros trabajando con infantería pueden ser muy efectivos, especial-mente si juntos trabajan bien a nivel de pequeña unidad. Normalmente se forman agrupamientos de carros, infantería e ingenieros para atacar un área fortificada. Individualmente o por parejas los carros pueden trabajar junto con pelotones o secciones de fusiles. Los carros de combate necesitan infantería sobre el terreno para que les proporcione seguridad en áreas urbanas y para designar blancos. El carro debe ser escoltado a vanguardia hacia la posi-ción más cubierta que proporcione un disparo claro contra objetivos protegidos por estructuras. Las instrucciones dadas por el jefe de la unidad de infantería sobre el terreno aseguran que el fuego del carro sea certero y su exposición sea limitada. Cuando el carro dispara su cañón, crea una gran bola de fuego y nube de humo. En el confinamiento de un área urbana, también se levanta el polvo y la mampostería y se añaden a esta nube. El humo y el polvo de la explosión ocultan más el blanco. Dependiendo de las condiciones locales, esta ocultación podría durar hasta dos o tres minutos. La infantería puede utilizar este periodo para reposicionarse o avanzar sin ser vista por el enemigo. Se debe tener cuidado porque el enemigo también se puede mover. Los cañones de los carros crean peligro a la infantería debido a la sobrepresión y ruido. Todos los elementos a pie que trabajen junto a los carros deben portar su casco de kevlar y chaleco pro-tector, así como protección ocular balística. Si es posible, deberían también utilizar tapones para los oídos y evitar el arco frontal de 60º del carro durante el tiro. Los carros están equipados con potentes visores térmicos que pueden ser utilizados para de-tectar personal enemigo y armas ocultas en sombras y detrás de aberturas. El polvo, fuegos y humo espeso degradan significantemente la visión. Disponen de lanza artificios montados en la torre que proyectan granadas de humo. Las grana-das usan una carga explosiva y partículas de fósforo rojo incandescente para crear esta pantalla. Las partículas incandescentes pueden iniciar fácilmente fuegos incontrolados y son peligrosos para la infantería a pie que esté cerca del carro. El jefe del carro y el jefe de la pequeña unidad deben coor-dinar cuándo y bajo qué condiciones se deben utilizar los lanzadores. Los lanzaartificios son un re-curso útil para protección, pero pueden causar problemas importantes si se emplean sin prudencia.


MEMORIAL CABALLERIA 75
To see the actual publication please follow the link above