Page 173

MEMORIAL CABALLERIA 75

Historia Empleo Táctico y Operaciones Orgánica y Materiales Noticias del Arma Varios 171 EL GUADARNÉS Los barcos y barcazas destinadas al transporte de piezas y animales no han podido llegar a tiempo. De repente, el bosque donde se atrincheran los rusos comienza a arder y los caballos, des-bocados y enloquecidos, galopan en todas direcciones para salir de aquel infierno. Unos pocos buscan huecos entre las llamas, pero la mayoría se dirigen hacia las inestables aguas heladas del lago, cuya delgada capa se abre bajo sus pezuñas. El resultado fue un espectáculo dantesco de la zona de combate. Durante varios días, más de dos mil cabezas de caballo podían vislumbrarse sobresaliendo de las gélidas aguas del lago. Las lluvias del final del otoño hacían que los caballos y jinetes soportasen un gran sufrimiento, no solo por el combate en sí mismo, sino por las condiciones de vida a las que eran sometidos. Los 115 kg que como término medio llevaban sobre sus lomos los animales originaban numerosas pér-didas, debidas a las heridas que el equipo mal mantenido producía a los animales, sobre todo en la cruz y el dorso. Esto hacía que los jinetes sin caballo fueran agrupados en unidades de infantería y tuviesen que combatir como tales. La tragedia de la 44.ª División de Caballería mongola El 16 de noviembre de 1941, el CE alemán del general Hoepner (1886-1944) lanzó un ataque para ocupar la ciudad de Klin, a 80 km al noroeste de Moscú. A su izquierda debía avanzar el LVI.º CE Panzer del 3.er ejército Panzer, al mando general H. Hoth (1885-1971). En este escenario, en las inmediaciones del pueblo de Musino, a 50 km al SW de Klin, la ma-ñana es gris y brumosa. Hacia las 9.00 horas el sol aparece a través de la niebla como un gran disco rojo. El puesto de observación de una batería pesada alemana se encuentra sobre una colina y a unos tres kilómetros más adelante se puede distinguir el límite de un amplio cinturón boscoso. Los prismáticos del vigía localizan jinetes mongoles en la linde del bosque. De repente junto a ellos aparecen tres T-34. El observador de la 3.ª batería del 107 regimiento de artillería de la 106 división de infantería de la Wehrmacht da la voz de alarma. A más de dos kilómetros, cientos de jinetes lanzan sus caballos primero al trote y luego al galope hacia las líneas alemanas. Caballería mongola en la estepa rusa La batería abre fuego a bocajarro a corta distancia. Los proyectiles estallan en medio del des-pliegue. Jinetes y caballos ruedan por el suelo. Sin embargo, los que quedan en pie continúan la carga. En pocos minutos el 1,er regimiento de caballería mongol es barrido del campo de batalla.


MEMORIAL CABALLERIA 75
To see the actual publication please follow the link above