A UN GRAN COMPAÑERO. IN MEMORIAM - Ángel Paulino Sánchez Garrido.

MEMORIAL CABALLERIA 75

Historia Empleo Táctico y Operaciones Orgánica y Materiales Noticias del Arma Varios 205 MISCELÁNEA A UN GRAN COMPAÑERO. IN MEMORIAM Ángel Paulino Sánchez Garrido La noticia de su enfermedad la recibí mientras estaba desplegado en el Líbano con la Brigada de Caballería. El general Romero, en su despacho de Marjayoun, me dijo que a Angelito le habían diagnosticado un cáncer de pulmón, y que las esperanzas de vida eran pocas. Cuando uno recibe una noticia así y además tan lejos, fuera de casa, uno se siente impotente por no poder hacer nada, aunque ese hacer fuera solamente mostrar tu amistad y acompañar a un amigo en momentos tan difíciles. El suboficial mayor Ángel Paulino Sánchez Garrido Antes de mi salida hacia el Líbano, Ángel y yo habíamos estado hablando de cómo confecciona-ríamos las nuevas banderas de percha de la Brigada, hablábamos sobre distintas ideas, qué tipos de carpeta podíamos comprar para presentar las banderas, dónde pondríamos el escudo de Caballería, el de la Brigada, los nuevos cambios en la sala de recuerdos de la Brigada; siempre abordando cual-quier tema de la milicia con la misma ilusión que teníamos el día que nos conocimos en un lejano septiembre de 1978, en el «Calatrava» de Valladolid. Ángel era un enamorado de su profesión y del Arma de Caballería, siempre estudiando, recopi-lando y trabajando, además de en su destino, en todo aquello que ayudase a mantener y recuperar las tradiciones de su Unidad y por ende del Arma. Si tuviera que definir a Ángel con una palabra le definiría como «compañero». La imagen que me viene a la cabeza cuando quiero contar cosas sobre él, es su preocupación continua por su uni-dad y todos los que la forman. Y cuando digo compañeros digo desde el general hasta el último sol-dado de su Brigada. Siempre optimista, siempre entusiasta, no había nada que consiguiese quitarle el buen humor y la ilusión, ni mermar una capacidad de trabajo inagotable. Todo aquel que ha salido de misión fuera de territorio nacional, sabe que donde mejor se conoce a todo el mundo es durante el tiempo en que despliegas. Las misiones obligan a compartir muchos momentos, las tensiones generadas por la convivencia diaria, el estar fuera de casa y lejos de la familia, un ritmo de trabajo muy continuado y a veces no carente de cierto estrés. Pues en estas circunstancias es cuando realmente supe quién era Angelito.


MEMORIAL CABALLERIA 75
To see the actual publication please follow the link above