CARTA A UN NUEVO TENIENTE - Francisco Freire Rodríguez capitán de Caballería

MEMORIAL CABALLERIA 78

Varios 127 MISCELÁNEA CARTA A UN NUEVO TENIENTE Francisco Freire Rodríguez capitán de Caballería Lo primero felicidades, puesto que por fin tu momento ha llegado. Tus esfuerzos han dado fruto y ahora te toca disfrutar de la vida militar. Y antes de nada, permite que me tome la libertad de tutearte, puesto que creo que así todo se vuelve cercano y más fácil de entender o asimilar. Además, considero que en el fondo no afecta a lo que pretende ser este documento: un trasvase de experiencias e información, de lecciones aprendidas y conocimientos adquiridos. Aunque, sobre todo, se trata de consejos de un teniente que abandona EL EMPLEO satisfecho (aunque con ganas de más) para un nuevo teniente que llega dispuesto a todo, pero que tal vez agradezca tener una guía inicial que le ayude en sus primeros pasos. Son, en definitiva, las líneas que me hubiera gustado leer hace cinco años. Eres un teniente de Caballería, saca pecho y siéntete orgulloso porque harás cosas que ningún otro teniente de cualquier otro Arma ni se plantee hacer. Despacharás con coroneles y generales, ya sea porque mandarás escuadrón con carácter accidental o irás encuadrado en una brigada de infantería como jefe de unidad, o por muchos otros motivos. Se te encargarán cometidos para que actúes de manera descentralizada y casi sin supervisión. Tu iniciativa y tu temple te harán merecedor de los atributos que a la Caballería se le otorgan. Pero esto no es gratis, pues exige un esfuerzo adicional que, a mi parecer, otras Armas no requieren. Y por ello, después de los esfuerzos realizados, la recompensa será mayor. No lo dudes. Te sentirás profundamente realizado y habrás ganado unas tablas, una seguridad en ti mismo, que te facilitarán muchas otras tareas de tu vida militar. Enseña con el ejemplo. Parece algo obvio, pero habrá ocasiones que no lo sea tanto. Aférrate a esta máxima y no la sueltes. Así tendrás la mente tranquila y no titubearás al exigir cosas que a priori podrían hacerte dudar. Sé profesional. Sé el mejor en tu trabajo. Nadie tiene que saber más que tú en tu trabajo. Documéntate, comparte y acepta consejos y experiencias. Tu profesionalidad dará ejemplo a los tuyos y te creará un nombre en la unidad. Dedica tiempo a prepararte, sobre todo en tus primeros momentos, en los que la experiencia de la que dispones es prácticamente nula, y lo único a lo que puedes aspirar es a una base teórica fuerte. Sé que dicho así no es lo que te gustaría, pero es lo que tienes. Acéptalo y ponte manos a la obra. Aunque por otro lado y después de haber instruido a muchos subordinados, creo firmemente que la base teórica es fundamental. No es admisible optar al método de ensayo-error que antiguamente abundaba en alguna unidad para instruir al personal. Muchas cosas han cambiado, desde la complejidad de los medios y sistemas de armas actuales, hasta el concepto de ejército profesional en el que nos movemos. Por lo que créeme cuando te digo que la base teórica es imprescindible, y debe preceder a la práctica (que todo sea dicho, también es imprescindible e igual de importante). Pero te equivocarás o al menos no estarás siendo todo lo eficiente que deberías, cuando pretendas practicar algo sin previamente haber instruido en la teoría al personal. Delega en tus subordinados. Pero cuidado, pues delegar no implica asignar cometidos y olvidarse. Asigna tareas y controla su exacto cumplimiento, exigiendo la misma profesionalidad que te exiges a ti mismo. Quizás al principio no consigas los resultados esperados, pero con el tiempo y perseverancia verás el cumplimiento de las tareas encomendadas con el mismo grado de satisfacción que si las hicieras tú mismo. Pero claro, una vez más esto implica esfuerzo, aunque confía en mí cuando te digo que agradecerás ese esfuerzo en el momento en el que las cosas comiencen a salir exactamente como tú quieres. El vehículo lo es todo, o casi todo. O por lo menos y con mucha probabilidad será el 50 % de tu trabajo. Si dominas el vehículo solventarás con éxito múltiples situaciones de tu día a día y guiarás con más eficacia el trabajo de tus subordinados. Desempolva apuntes que te vendrán muy bien,


MEMORIAL CABALLERIA 78
To see the actual publication please follow the link above