IN MEMORIAM. SUBTENIENTE DON CARLOS GONZÁLEZ PORTILLA - Zender Pinto Ventura Suboficial Mayor de Caballería

MEMORIAL CABALLERIA 78

Varios 130 MISCELÁNEA IN MEMORIAM. SUBTENIENTE DON CARLOS GONZÁLEZ PORTILLA Zender Pinto Ventura Suboficial Mayor de Caballería Nacido el 4 de agosto de 1954, ingresó en el Ejército el 29 de noviembre de 1976. Pasó por el RINS «Calatrava», el grupo de Caballería IV y la DIRAC, pero es en el Regimiento «Lusitania» 8 donde ha permanecido durante más de veinticinco años. Sus compañeros y amigos de tantos años, tanto superiores como subordinados, tuvimos el honor y la suerte de recorrer juntos una parte del camino. Carlos era una persona entrañable y siempre dispuesta a ayudar, supo ganarse el apoyo y cariño incondicional de todo aquel que supo comprender su noble carácter asturiano y apreciar su inmensa generosidad humana. Son, sobre todo, sus excepcionales cualidades personales lo que hará que le recordemos siempre. No se puede entender quién era Carlos, como militar, sin hablar del ser humano; no cabe describir su carácter militar haciendo abstracción de su humildad y su derroche de afecto hacia todos los que le rodeábamos. Estas fueron sus máximas a lo largo del tiempo que tuve la suerte de poder dirigirme a él utilizando la palabra amigo. Subteniente Carlos González Portilla. Muchos de mis amigos han pasado a la reserva y he sentido tristeza por la separación. Sin embargo, era una tristeza mezclada con alegría y orgullo; tristeza por la separación, alegría y orgullo por ver cómo tras una larga vida de servicio podían dejar el Regimiento con la cabeza alta, con la satisfacción íntima del deber cumplido. Ahora se ha marchado Carlos, tristeza, alegría y orgullo, de nuevo… Tristeza por la pérdida definitiva de un amigo muy querido, alegría porque su vida fue rica en ayuda a los demás y orgullo por haber sido distinguido con su amistad. Generoso en extremo con sus compañeros, siempre dispuesto a colaborar, a apoyar y a cualquier cosa, por difícil que fuera, que se le pudiera pedir. Más aún, si cabe, cuando se trataba de aconsejar y proteger a un subordinado. Carlos, como todos, tenía defectos, por supuesto. Pero ninguno de ellos ha podido siquiera ensombrecer su excepcional calidad humana. El 7 de mayo de 2014 falleció un lusitano de los de verdad, pero Carlos seguirá vivo entre nosotros mientras perdure su memoria. Hasta la próxima, Carlos.


MEMORIAL CABALLERIA 78
To see the actual publication please follow the link above