Page 81

MEMORIAL CABALLERIA 78

Empleo Táctico y Operaciones 79 OPERACIONES EL SARGENTO JEFE DE PELOTÓN Los sargentos jefes de pelotón deben adquirir durante la preparación la capacidad e iniciativas adecuadas que les permitan ejecutar sus tareas de una manera descentralizada y con un óptimo rendimiento sin la supervisión del jefe de sección. Esta característica, que comúnmente ya de por sí se asocia a las patrullas de Caballería, cobra en el Líbano una importancia primordial. Es necesario desarrollar durante el periodo de adiestramiento algo tan básico como es la confianza. El jefe de sección debe tener la certeza y seguridad de que sus patrullas actuarán de manera instruida y acorde al propósito del mismo. No obstante, ya durante el propio despliegue es aconsejable continuar mejorando estas facetas, adaptándose a las situaciones y a los medios existentes en zona. Por lo observado en la operación, más del 85 % de las actividades operativas ejecutadas por la SLAC son realizadas por los pelotones de exploración, y estos operan de manera aislada, puesto que las patrullas son habitualmente de entidad pelotón, salvo en casos excepcionales. Por esto, esa especial iniciativa de los jefes de pelotón de actuar independientemente, pero de acuerdo a las directrices del jefe de sección, aun en ausencia de este, es una capacidad fundamental para el buen rendimiento de la SLAC. Organización de la columna para la escolta de un convoy logístico. LA TRANSMISIÓN DE LA INFORMACIÓN: EL PARTE DE OBSERVACIÓN (AZUL 1) Aun en la era de la información y de la conectividad, la correcta y adecuada transmisión de la información sigue siendo una tarea básica a instruir. La capacidad de transformar las imágenes en palabras, de ser precisos y ordenados en la gestión de la información, continúa representando un gran valor, especialmente en una unidad de reconocimiento. Por su dependencia directa de la brigada, la SLAC se convierte en múltiples ocasiones en el elemento básico al servicio de la misma para la obtención de información, máxime cuando la necesidad de esta es de carácter urgente. De este modo, en múltiples ocasiones y ante la aparición de un incidente, la SLAC en su totalidad o uno de sus pelotones, es enviada al lugar del suceso para obtener información actualizada. En estas situaciones, el enlace radio y la transmisión de información se efectúa a través de la propia malla de mando de la brigada, por lo que la concisión, claridad y precisión de los datos aportados en los mensajes se vuelven aún más importantes que en la transmisión de los mismos que se haría a escalón sección. Por supuesto, ni que decir tiene que el lenguaje radio debe ser exquisito y estar a la altura de la situación, pero centrándonos en el contenido del mensaje y dejando a un lado la forma de transmitirlo. El AZUL 1, el parte de observación clásico, continúa siendo un gran aliado, que permite poner en conocimiento del TOC de la brigada los datos más importantes de un incidente de una manera normalizada, constante y clara, facilitando la toma de decisiones de la unidad superior.


MEMORIAL CABALLERIA 78
To see the actual publication please follow the link above