Page 41

BIP_150

en 1571, cabría afirmar todo lo más que Cervantes fue soldado de Mar en una unidad embarcada, convirtiéndose en válida la frase de Alcalá Galiano: «Al Ejército español cabe la suerte de que varón tan insigne militase en sus filas como soldado de sus valerosos Tercios; y a la Marina de nuestra Patria la no menor de que su nombre se halle asociado al combate más glorioso y trascendente de sus fastos navales». Pero está documentalmente probado, como veremos, que si bien es cierto que antes fue soldado de infantería embarcado para una jornada naval, más tarde se convirtió en verdadero Infante de Marina, al pasar a una unidad al servicio permanente de la Armada y que por esta circunstancia acabaría denominándose Tercio de Armada. Después de Lepanto, malherido, fue trasladado a aquel célebre hospital de Messina, donde pudo gozar del sobresueldo de tres escudos del que le hizo merced D. Juan de Austria por sus méritos y donde permaneció convaleciente hasta 1572. A partir del 29 de abril de ese año Miguel de Cervantes pasa a ser Infante de Marina al sentar plaza en la compañía de D. Manuel Ponce de León, del Tercio de D. Lope de Figueroa. A partir de este momento seguirá todas sus vicisitudes marítimas, porque no se trata de una unidad embarcada para una ocasión concreta, sino de la unidad de guarnición de las galeras. Historia y Cultura Naval Por una relación de 16 de julio de 1572 se sabe que el Tercio de D. Lope, con un total de 2.259 plazas, estaba embarcado en 12 de las 16 galeras del cargo de D. Álvaro de Bazán. Cervantes, por lo tanto, tuvo que haber servido a bordo de una de estas naves. Cervantes quiso ser soldado de Marina una y otra vez, y aunque otras posibilidades tuvo y tendría de militar en otras campañas terrestres, fueron las navales sus preferidas. El 7 de octubre de 1572 tomó parte en el indeciso combate de Navarino y de ahí pasó, con su Tercio, a las duras jornadas de Túnez y La Goleta, salvándose de la reconquista turca, que hizo perecer a la heroica guarnición de sus compañeros de armas, al volver con el grueso del Tercio de D. Lope de Figueroa a Italia, donde permaneció hasta 1575, estando de guarnición en Cerdeña y navegando a Génova y La Spezia y participando en el socorro de La Goleta de 1574 que el mal tiempo hizo fracasar. Cuando se dirigía con licencia a España, a representar en la Corte una solicitud para el mando de una compañía, avalada por los informes de su Maestre de Campo y del propio virrey de Nápoles, Duque de Sessa, es apresado junto a su hermano Rodrigo, soldado como él en la galera Sol, por los argelinos. Hasta 1580 permanecería cautivo en Argel, resultando infructuosas sus valerosas e ingeniosísimas intentonas de fuga. Manuscrito original del Pedimento de Cervantes para la información de su cautiverio y rescate en Argel. BIP 39


BIP_150
To see the actual publication please follow the link above