Page 26

MEMORIAL ARTILLERIA DIC 2016

24 MEMORIAL ARTILLERíA, nº 172/2 - Diciembre de 2016 de aparece dibujado en una lámina del libro L’Acoustiqueou les phénomènes du son, edi-tado en París en el año 1867, que se puede encontrar en la biblioteca de la Academia. Del estudio detallado de los libros de texto y de consulta presentes en la biblioteca de la Aca-demia de Artillería, podemos conocer en qué consistían los estudios de la clase de acústica. Así, de los fenómenos estudiados en su gabinete, sabemos que se experimentaba con la vibración de los tubos, de las cuerdas, y de otros cuerpos que producen sonido, su propagación a través de diferentes medios, así como la velocidad de dicha propagación, la reflexión del sonido y el tono e intensidad de los sonidos, entre otros fenómenos. Y con el fuelle acústico, en concreto, se estudiaban la vibración productora de soni-do en los tubos, la gama y escala musical, las diferencias entre los sonidos simples, los unísonos y los acordes, y las interferencias entre los sonidos. No se conoce (de momento) cuando se ce-rró el gabinete de acústica, aunque sí sabe-mos cuál fue su primera aplicación práctica en combate. Se produjo en el año 1925, du-rante el desembarco de Alhucemas, en el que participó la primera unidad de adquisición de objetivos por el sonido, en colaboración con las unidades productoras de fuego. El segundo de los objetos es mucho más reciente y nos invita a hacernos la siguiente reflexión: ¿cuánto tiempo ha de transcurrir para considerar un objeto como pieza de mu-seo una vez que deja de estar en servicio? En el caso que nos ocupa, apenas cuatro años, que es el tiempo transcurrido desde la dotación a las unidades de artillería de cam-paña del nuevo sistema de mando y control de los fuegos (Talos), hasta la llegada a la Academia de Artillería de la estación meteo-rológica de ras de suelo (figura 3) antes uti-lizada por el Grupo de artillería de campaña VII (durante sus últimos años como Grupo de artillería de campaña aerotransportable VII). Adquirida en 1998, tiene diversa proceden-cia, pues está formada por un anemómetro-veleta comprado por el grupo y un psicró-metro de aspiración procedente del Parque y centro de mantenimiento de sistemas an-tiaéreos, costa y misiles (PCMASACOM) que en su día perteneció a una dirección de tiro Superfledermaus, ya por aquel entonces, en proceso de retirada del servicio. La estación se completaba con un barómetro aneroide de mano. El principal empleo de la estación meteo-rológica fue la determinación de correcciones meteorobalísticas, mediante la emisión de un Figura 2: soufflerie


MEMORIAL ARTILLERIA DIC 2016
To see the actual publication please follow the link above