Page 82

MEMORIAL ARTILLERIA DIC 2016

Historia 80 MEMORIAL ARTILLERíA, nº 172/2 - diciembre de 2016 de sector se desarrolló, el 10 de febrero de 1943, la batalla de Krasny-Bor, la más trágica y costosa en vidas a la que hizo frente la Unidad Española. En el parte de acción en-tregado al General de la Di-visión Esteban Infantes el día 17 de febrero de 1943, se recogen 3.645 bajas entre muertos, heridos y desapa-recidos de un total de 5.608 hombres, 300 de ellos he-chos prisioneros por los ru-sos. Si desde su llegada al frente hasta su repatriación en 1943 los muertos fueron 5000, los datos de la batalla resaltan la magnitud de ésta. Esta fue, sin lugar a du-das la ofensiva más dura que soportó la División. El avan-ce soviético fue frenado, las bajas rusas sobrepasaron ampliamente a las españolas y, hasta la repatriación de la Unidad, el Ejército Soviético ya no volvió a intentar otra maniobra de este calado. Innumerables fueron los actos de heroísmo llevados a cabo por los soldados es-pañoles y sobre todo por los artilleros, “que fueron los últimos en abandonar el sector”. El comandante Reinlein, Jefe del I Grupo, junto con el resto de sus hombres, se incorporaron a la defensa de una batería alemana en el sector más amenazado, mientras que el comandante Cruz y sus infantes se replegaban para reforzar las posiciones más retrasadas de la División. Como homenaje a estos artilleros, se dedica este ar-tículo al TCOL Santos Escar-za, que figura en una de las ... la División Española de Voluntarios fue la deuda de sangre que pagó Espa-ña para evitar entrar en la Guerra. lápidas del patio de Ordenes de la Academia. José Santos Ascarza na-ció el 3 de mayo de 1897 en Logroño, ingresando en la Academia de Artillería el 1 de septiembre de 1913, y alcan-zando el empleo de teniente el 16 de julio de 1918. Como muchos oficiales de principios del siglo xx, el te-niente Santos Ascarza com-batió en las plazas del Norte de África, fue testigo de la caída de la Monarquía, vió el nacimiento de la II República y una cruenta guerra entre españoles. Estuvo destinado a la Aca-demia de Artillería, pero no hizo su presentación efectiva por incorporarse en la Co-mandancia de Artillería de Melilla en 1921, un año an-tes de su ascenso a capitán. Como consecuencia de la disolución del Cuerpo de Arti-llería, el capitán Santos Ascar-za se vió de nuevo suspendido y admitido en la Agrupación de Logroño, donde firmó pro-mesa de adhesión a la Repu-blica según lo dispuesto en el decreto de 22 de abril de 1931. En la situación ante-rior, mientras se encontraba disponible, se le concedió el retiro con fecha 10 de julio. En este punto, y con un sello del 13 Regimiento de Artille-ría Ligera en la Hoja Matriz de servicios, parece acabar la vida militar del capitán. Sin olvidar problemas mé-dicos como los que tuvo que luchar en el pasado, lo más probable es que el capitán se acogiera a la ley de Azaña. Esta ley intentaba reducir el


MEMORIAL ARTILLERIA DIC 2016
To see the actual publication please follow the link above