Inscripciones y grabados en los cañones de artillería

MEMORIAL ARTILLERIA DIC 2016

Historia Inscripciones y grabados en los cañones de artillería por D. Jesús Alonso Iglesias, coronel de Artillería La arcaica, tosca y frágil artillería de finales del S. xiv y principios del S. xv no parecía demandar ningún tipo de componentes ar-tísticos que pudieran embellecer la superficie de sus tubos. Sin embargo, en el S. xvi, en el que la fundición y la industria militar gozan de especial relevancia, y en el que la artillería se convierte en un argumento decisivo del poder Real, es entonces cuando los cañones aparecen engalanados con todo tipo de grabados, lemas, leyendas y sentencias. El fundidor es el elemento funda-mental de esta industria militar, siendo muy valorados sus cono-cimientos sobre aleaciones, dibujo técnico, mitología, etc. Cono-cimientos que a lo largo de la historia han generado numerosos tratados de artillería, pólvoras y fortificación. El ilustre artillero D. Pedro de la Llave decía que: “La os-tentación en los escudos es una laudable costumbre fru-to de ideas nobles, honrados propósitos y a veces de pen-samientos soberbios”. Asi-mismo podríamos decir que la ostentación en las piezas de artillería mediante ins-cripciones y grabados en su superficie fue una costum-bre que expresaba el orgullo del maestro fundidor por su obra, la lógica presunción de quien poseía un arma de gran belleza y la natural intención del constructor por agasajar y satisfacer a quien le encar-gaba el trabajo. INTRODUCCIÓN Si en algún momento he-mos visitado un museo militar y hemos recorrido las salas y patios donde esta expuesta la artillería, es posible que ha-yamos mirado los cañones en su aspecto general, es decir admirando su tamaño, cal-culando su calibre, o imagi-nando el tipo de proyectil que lanzaría; pero posiblemen-te no reparamos en detalles particulares de la pieza como escudos grabados en el tubo, nombres, inscripciones, etc. y quizás la única inscripción que hemos encontrado sea en algunas piezas modernas, y haya sido el lugar y el año de fabricación. Bien es verdad que en cañones antiguos es difícil encontrar una inscrip-ción, pues suelen haber desa-parecido parcialmente con el paso del tiempo. Sin embargo, hubo un tiempo en que los tubos de los cañones salían de las fun-diciones mostrando una gran acumulación de grabados: adornos florales, nombres, leyendas, inscripciones, es-cudos reales, figuras, etc., lle-gando en ocasiones a saturar la ornamentación del tubo. Los maestros fundidores com-petían en presentar las piezas que fabricaban, no solo por su tamaño sino también por su ornamentación, cargán-dolas con profusión de escu-dos, inscripciones, leyendas y adornos de todo tipo. 85


MEMORIAL ARTILLERIA DIC 2016
To see the actual publication please follow the link above