Page 90

MEMORIAL ARTILLERIA DIC 2016

Historia 88 MEMORIAL ARTILLERíA de tesón de los maestros fun-didores, se obtuvo una alea-ción compuesta por 91% de cobre y 9% de estaño, que proporcionaba a los tubos una gran resistencia.(Fig. 2) Esta aleación, llamada “bronce ordinario”, fue du-rante algún tiempo conside-rada como la combinación perfecta; sin embargo dichas proporciones cambiaban se-gún el criterio de los fabri-cantes. Y así en 1495 Juan de Soria es enviado a Baza por los Reyes Católicos, con instrucciones minuciosas sobre las características que deben tener las piezas y las proporciones de los metales que entran en la fundición, y que debería ser de 92,24% de cobre y 7,76% de estaño. En experiencias ordena-das por Carlos V en 1521, y realizadas en Bruselas, se dispone que en lo sucesivo se empleen por cada 92 partes de cobre 8 partes de estaño. PROGRESO EN LA DECORACIÓN Sin embargo, es hacia la mitad del S. xvi cuando, debi-do a la práctica y a la mayor experiencia en la fundición, se obtienen materiales de gran resistencia y cuando los maestros fundidores comien-zan a darse cuenta del valor de su trabajo, y se enorgulle-cen de las magnificas piezas que su mayor experiencia les permite fabricar. De esta manera, unas ve-ces por encargos de reyes y nobles, otras veces por el presuntuoso orgullo de fa-bricar una pieza mejor que la de otro fundidor o la de otro ... el nombre del fundidor, el del monarca y el escudo real se combinan en una ornamental simbiosis con multitud de aspectos de-corativos, lemas y leyen-das que en muchos casos van a permitir apreciar la mano del fundidor. país, y posteriormente por estar regulado por Ordenan-za, comienzan los artesanos a grabar en sus obras una serie de nombres, figuras y adornos que las hace mas agradables y vistosas, lo cual muestra la gran importancia que dichos maestros fundidores daban a esa parte artística puesta al servicio del rey, y que expresa un verdadero lenguaje de pro-paganda y halago. Asimismo, cuando el uso y empleo de este nuevo inge-nio comenzó a proporcionar resultados espectaculares en campaña, los reyes sintieron el orgullo de disponer de tan decisiva arma, certificando su posesión con el grabado de sus nombres y escudos de armas. Como consecuencia de ello, al ser la artillería un arma decisiva para el poder real, se multiplican los encar-gos para la fabricación de ca-ñones, pero, dada la escasez de maestros fundidores con suficientes conocimientos y experiencia, resulta muy difí-cil su contratación, y ello hace aumentar su prestigio, lo que se manifiesta grabando sus nombres en las piezas. Así llegamos al punto en que el nombre del fundidor, el del monarca y el escudo real se combinan en una ornamen-tal simbiosis con multitud de aspectos decorativos, lemas y leyendas que en muchos ca-sos van a permitir apreciar la mano del fundidor. Por esas fechas alcanzan fama de grandes fundiciones las de Europa central: Alema-nia, Tirol, Flandes, etc., desta-cando una serie de fundidores , nº 172/2 - diciembre de 2016


MEMORIAL ARTILLERIA DIC 2016
To see the actual publication please follow the link above