Page 94

MEMORIAL DE CABALLERIA 83

Historia y Patrimonio HISTORIA mento marroquí, por lo que continuaron la carga y penetraron en un estrecho desfiladero. A la salida del mismo se abrió un foso a sus pies, en el que se hundieron hombres y caballos: Habían caído en una emboscada. Mientras algunos de ellos ayudaban a los compañeros desmontados, el resto atravesó la masa de caballería marroquí que había acudido a rematarlos y llegó hasta el mismo campamento. El cabo Mur se apoderó de un estandarte, tras dejar fuera de combate al que lo llevaba. A continuación, los escuadrones se retiraron en orden, pasando, por segunda vez, a través del enemigo y sin dejar un solo prisionero ni un herido. Tan pronto como se reunieron con el resto del ejército, ocuparon impertur-bables su puesto en formación, como si regresaran de un simulacro de carga durante unas maniobras. Martín Arrué escribe sobre la carga que «fue brillantísima y oportuna hasta que llegaron a la cañada; temeraria desde que se internaron en ésta; absurda al invadir la hondonada y llegar hasta el campamento marroquí ... y siempre heroica»10. Hay quien dice que los húsares fueron impetuosos en exceso, pero es la Caballería. Los húsares cumplieron con la exigencia de la impetuosidad que se pide a toda caballería que se precie, aunque quizá se excedieron en la ejecución. La siguiente obra elegida es una acuarela de Rafael Boluda Vidal que representa la carga del Regimiento Lusitania en la batalla de Madonna del Olmo, durante la guerra de Sucesión austríaca. Se trata de un cuadro singular, sin duda alguna, pues es acuarela y no óleo como la gran mayoría de los cuadros de batallas. Esto entraña una gran dificultad que el autor ha sabido superar con maes-tría. Rafael Boluda me contó que la elección de la acuarela para representar esta carga no obedece a otros motivos que los médicos. Es pintor, pero es alérgico a los óleos por lo que cuando el general Quesada le encargó el proyecto supo a qué reto se enfrentaba. La acuarela no permite error alguno en su ejecución y la luz en el cuadro procede del papel en blanco. La Carga de Madonna del Olmo. Acuarela de Rafael Boluda Vidal En este contexto bélico que, contando con las colonias ultramarinas, alcanzó nivel mundial, en el frente italiano combatieron los hispano-franceses contra los austríacos y los sardos11. En este escenario fue donde el Regimiento Lusitania desarrolló su heroica acción en la batalla de Madonna del Olmo de la sangrienta jornada del 30 de septiembre de 1744 frente a Cuneo (a 90 kilómetros de Turín). Como premio a su valor, se le otorgó la distinción de llevar en sus bocamangas tres calaveras con tibias y una corbata negra en su estandarte. 10 -Martín Arrué, Francisco. Guerra Hispano-Marroquí (1859-1860). Estudio Histórico. Madrid, 1916. Biblioteca Virtual Ministerio de Defensa. 11 -Sánchez Diana, José María. España y la Política Exterior de Federico II de Prusia 1740-1786. CE-SIC. Madrid, 1955. 92 Memorial de Caballería, n.º 83 - Junio 2017


MEMORIAL DE CABALLERIA 83
To see the actual publication please follow the link above