Page 8

BOLETIN OBSERVACION TECNOLOGICA 54

actualidad esas tareas espaciadas según su frecuencia, constituye el plan de mantenimiento preventivo y la impresión de tareas que debe ejecutar un técnico de una especialidad, en una fecha determinada de las definidas en el calendario, es una «orden de trabajo». ¿Y en qué afecta esto al plan? El plan en sí mismo no se ve afectado, ya que, como se ha comentado anteriormente, el número de tareas es el mismo. La principal diferencia es el número de órdenes de trabajo que se generan. En la agrupación por sistema se genera una orden de trabajo para cada especialidad, frecuencia y sistema. Es decir, una misma orden recoge tareas de varios equipos que deben ser ejecutadas por el mismo especialista y con la misma frecuencia, mientras que, en la agrupación por equipos, esas tareas estarán repartidas en varias órdenes de trabajo. Si tenemos en cuenta que, en una instalación hay decenas de sistemas, pero miles de equipos, la cantidad de órdenes de trabajo generadas y por tanto la cantidad de papeles que se generan, puede llegar a ser monumental e incontrolable.1 Esta y otras decisiones como la codificación de equipos, definición de los sistemas, etc., deben ser tomadas por el equipo de implantación y afectarán al futuro desarrollo del plan, por lo que deben meditarse suficientemente. 1  Se considera un sistema como un conjunto de equipos que trabaja con un objetivo común. Ej: Sistema de climatización: conjunto de equipos que trabaja para conseguir unas condiciones de temperatura y humedad definidas en el interior del edificio. Fig. 3. Relación de equipos y sistemas sujetos a mantenimiento - 2.380 ud. (Fuente: CEMILFARDEF). riencia y se añaden las específicas del equipo para no perder las garantías. Adicionalmente y de especial relevancia, era la identificación de la normativa vigente aplicable a cada uno de los equipos de la instalación, ya que dicha normativa suele especificar las tareas de mantenimiento obligatorias con su periodicidad, así como las inspecciones por organismos de control autorizados, tareas que deben ser añadidas al protocolo anterior. Decisiones necesarias Con los protocolos de mantenimiento definidos, el siguiente paso es establecer las gamas de mantenimiento. Una «gama de mantenimiento» es una agrupación de tareas, siguiendo unos criterios que permitan optimizar los trabajos. De esta forma, las agrupaciones suelen hacerse según una de estas dos maneras: • Agrupación por especialidad, frecuencia y equipo. • Agrupación por especialidad, frecuencia y sistema1. Hay que tener en cuenta que la gama establece cómo se agrupa, pero el número de tareas a ejecutar es el mismo en las dos metodologías. Entonces, ¿en qué afecta esta decisión de elegir una u otra? Para responder a esta pregunta solo queda aclarar que la gama de mantenimiento define las tareas que un técnico de una especialidad debe realizar, y repetir periódicamente según la frecuencia establecida. La programación de estas gamas en un calendario, es decir, indicando Fig. 4. Pantalla áreas, sistemas y equipos en la interfaz de LEOSS. (Fuente: CEMILFARDEF). 8 Boletín de Observación Tecnológica en Defensa n.º 54. Segundo trimestre 2017


BOLETIN OBSERVACION TECNOLOGICA 54
To see the actual publication please follow the link above