SOBRE EL ESPÍRITU JINETE

MEMORIAL DE CABALLERIA 84

Varios MISCELÁNEA tendrá las suyas y, además, así tiene que ser. Habrá quien tenga un perfil más técnico y que considere que ahí radica la esencia del mando eficaz y eficiente, puntual en el cumplimiento de sus cometidos administrativos, y no le faltará razón, pero eso no es lo importante. Lo importante es que, sea cual sea nuestro modelo, lo comuniquemos y seamos capaces de generar la ilusión con ese formato. Optimismo y sentido del humor son dos condiciones que generan un contagio superior al de la peste de 1348. No hay nada más grato para el soldado que un jefe que genera alegría porque la alegría es la antítesis del miedo y miedo es lo que genera la guerra, y contra eso luchamos.Aunque la cabeza y parte del cuerpo, no todo, te sigue diciendo que estás joven y que todavía puedes dar guerra, el calendario administrativo dice que me va quedando poco para el dique seco. Mirar hacia adelante es bonito pero, ahora, algo osado. Es más hora de balance que de proyectos. En los muchos destinos acumulados, de ninguno tengo mal recuerdo. Eso nos lleva a concluir con poco margen de error que, simplemente, nuestra profesión es fantástica. El potencial de nuestros soldados es casi infinito y el marco laboral «incomparable». En este entorno de privilegio en el que casi todos trabajamos, ¿cuáles son los principales retos del mando de unidad? Sin duda alguna, mantener alta la moral. El problema es que esta moral, para mantenerla elevada necesita motivación y esta motivación requiere objetivos, ejemplo, variedad en el trabajo diario, diversión (¿por qué no?), entusiasmo y tener la conciencia de que se participa de un «algo» común. La comunidad del Ejército es muy amplia. Ese «algo» común no es suficiente con compartirlo con 80.000 efectivos de caqui; requiere un entorno mucho más cercano. Lo que algunas unidades logran con símbolos, con distintivos, con especificidades, tiene que lograrlo todo jefe con su unidad. Si no hay diferencias externas, de uniformidad, hay que buscar uniones internas, lograr que el entusiasmo (de Zeus, capacidad de crear) surja de la palabra y de su poder de seducción. Pocas profesiones hay más humanas que la nuestra. Humanas porque, de nosotros, los jefes, depende la vida, nada más y nada menos, de nuestros subordinados. Jamás podemos olvidar que nos preparamos para la guerra. El resto son apoyos logísticos, de enseñanza, de gestión, de cuarteles generales, de lo que sea, pero para la guerra. Tener la responsabilidad de lograr que el soldado asista a esta tragedia del combate confiado, compartiendo la seguridad de que si muere no lo hará solo, es la misión suprema del jefe en todos sus escalones. Es por eso que el gozo de la profesión se obtiene mirando hacia abajo. Es posible que aquí encuentre el principal defecto de nuestro ejército, glorioso y que me enorgullece, pero que no pocas veces se deriva hacia objetivos que sólo se logran mirando hacia arriba; arriba está el éxito y la promoción, abajo el gozo y la satisfacción. Y con esto, me despido del mando. Adiós. SOBRE EL ESPÍRITU JINETE Carlos Manuel Mendoza Pérez teniente coronel de Caballería ¡El espíritu jinete es montar a caballo! nos sentenció un viejo general, retirado mucho tiempo atrás, a un grupo de, entonces, jóvenes oficiales del Regimiento Farnesio. Recién salidos de la Academia, no era eso exactamente lo que en aquel momento entendíamos por espíritu jinete, pero ciertamente ni hay nada de exacto en la expresión «Espíritu Jinete», ni nunca nos habíamos planteado su significado en profundidad ¿Qué encerraba esa sentencia? ¿Nostalgia de tiempos pretéritos Memorial de Caballería, n.º 84 - Diciembre 2017 97 o sabiduría contrastada por una larga experiencia? Tomando como punto de partida esa reflexión, la práctica de la equitación como base del espíritu jinete, en estas páginas voy a aproximarme a él desde varias perspectivas. Comenzaré por una pequeña investigación sobre el origen de la expresión, seguiré con un somero estudio sobre los efectos de la práctica de la equitación en el espíritu humano en general y sobre la mentalidad táctica del


MEMORIAL DE CABALLERIA 84
To see the actual publication please follow the link above