Page 57

MEMORIAL CABALLERIA 85

Doctrina, Táctica y Operaciones Recuerdo que nada más atravesar la zona de la piscina coincidí unos segundos con una persona que llevaba una mochila terciada a su espalda. Le pregunté si llevaba armamento y me respondió que sí. Recuerdo decirle, en una mezcla de sugerencia y orden, que sacara su arma. «Take out your weapon!!!... We have to fight!!!... We have to fight!!!» («¡¡¡Saca tu arma!!!... ¡¡¡Hay que luchar!!!... ¡¡¡Hay que luchar!!!») También tengo la imagen de una mujer de apariencia nórdica que portaba un bebé en un brazo y una niña de corta edad en otro. La niña gritaba de manera desgarradora. Miré a la madre y le indique con gestos que le tapara la boca a la niña indicándole que se metiera entre la maleza. Cada cual buscó el refugio que pudo en esos instantes iniciales. Algunos decidieron escabullirse hacia la zona oeste y la mayoría lo hicimos por la zona central. Al parecer, la intención de los terroristas era la de capturar la mayor cantidad posible de rehenes y sacar provecho mediático de la acción, alargándola lo más posible en el tiempo pero con la intención final de acabar con nuestras vidas y alargar la agonía de los presentes de la manera más cruel posible, a imagen y semejanza de otras acciones llevadas a cabo en similares circunstancias. Ruta de escape a la primera posición La rápida huida hizo que no tuvieran tiempo para rodear nuestra posición y sólo consiguieran matar a las personas que tuvieron a tiro en esas primeras ráfagas. Dos de las víctimas se encontraban en la zona del bar de la piscina intermedia, otra fue un ciudadano chino que sufrió un infarto y otra nuestro compañero portugués. El sargento primero se encontraba tomando el sol al borde de la piscina y probablemente fue alcanzado por alguno de los disparos que llovían por todos lados en los instantes iniciales. La quinta víctima fue un soldado maliense en el enfrentamiento con los terroristas durante la operación de rescate. Una vez ganada un poco de altura, a unos 50 metros del punto inicial, coincidimos seis personas tras un pequeño arbusto que cubría parcialmente nuestras vistas. De ellas, dos eran de nuestro grupo de EUTM, (un teniente coronel del ejército italiano y un teniente coronel del ejército húngaro) y Memorial de Caballería, n.º 85 - Junio 2018 55 las otras tres, dos mujeres y un hombre. Otra de las claves del éxito fue el uso de mi teléfono móvil. A escasos minutos del inicio del ataque realicé mi primera llamada al centro de operaciones. Mi mensaje fue, susurrando tan bajo como pude: «I am O34, major Franco, we are under an attack in the Campement, we need support, call the Gendarmerie» («Soy O34, comandante Franco, estamos siendo atacados en Le Campement, necesitamos apoyo, llamad a la Gendarmería»).


MEMORIAL CABALLERIA 85
To see the actual publication please follow the link above