Page 90

MEMORIAL CABALLERIA 85

Historia y Patrimonio HISTORIA Entre 1949 y 195513, se reguló la formación de la oficialidad, en la que se contemplaba una etapa de especialización que estaba a cargo de las escuelas de aplicación de las armas. Se dispuso que la obtención de la especialización fundamental, término en curiosa analogía con la denominación actual, requería la asistencia de los oficiales de infantería y caballería al curso de carros. Se consideraba un complemento de la formación académica e iba precedida de un periodo obligado en destinos propios del arma. La superación del curso daba derecho al Título (inicialmente el término empleado era el de diploma) y el título daba derecho preferente para el destino a los regimientos de carros y unidades similares en infantería y caballería. Cuando se incorporasen armas o medios nuevos, las escuelas celebrarían cursillos de información que proporcionarían otras especialidades que se denominaban accidentales. La permanencia durante un año en unidades de carros de combate proporcionaría el diploma de dicha especialidad que daba derecho al distintivo, pero este criterio se cambió finalmente por considerar preciso conceder el título a cuantos hubieran aprobado un curso de la especialidad, incluso en el caso de no haber ejercido anteriormente el mando de unidades de carros. Como resultado final se crearon los títulos de jefe especialista de carros de combate y de oficial especialista de carros de combate, que se obtendrían mediante la asistencia y superación de un curso. En una aclaración posterior se definía el término especialista de la siguiente manera: quien en un curso apropiado, profundice y extienda sus conocimientos de las armas, y otros medios y elementos de combate que por su mayor complicación y singularidad no sean de empleo común por todos los cuerpos armados. En general, el título daría preferencia para el destino a unidades de la especialidad. No obstante, el título se debería revalidar cada diez años aprobando un curso adecuado a su empleo, desconociéndose si se llegó a aplicar este criterio o se reconocía implícitamente con la superación de otros cursos como pudiera ser el de aptitud para ascenso a jefes. La lectura del expediente del IV Curso de Unidades Mecanizadas celebrado en 1952, que se guarda en el archivo de la Academia de Caballería, aporta algunos datos de interés. En primer lugar, interesa fijarse en una nota recogida en el mismo con la sugerencia de separar el curso de unidades mecanizadas del de especialización de carros de combate, justificándolo en su distinta orientación: el primero más centrado en la resolución de temas tácticos de esas unidades (compuestas de motos, AAC y carros) así como en el conocimiento y cuidado de los motores, mientras que el segundo estaba más dedicado al conocimiento de los distintos modelos de carros, ejercicios prácticos de conducción, tiro y mando de las unidades de esa especialidad. En segundo lugar, también se apuntaba la conveniencia de exigir como condición previa a los alumnos disponer del título de especialista en automovilismo. Como luego se verá, ambas peticiones serían tenidas en cuenta en un futuro inmediato, aunque no se haya encontrado rastro alguno de que existiera hasta ese momento el expresado curso de carros para caballería. En una nueva regulación de 195514 se procuraba delimitar el carácter temporal a conceder a la aptitud proporcionada por la especialización, con el argumento de que no debería ser permanente ni aplicable a todos los órdenes de esas unidades, entendiendo que existía una clara diferencia entre la exigencia de conocimientos necesarios para ejercer el mando de la unidad tipo regimiento o agrupación y el de las otras unidades inferiores, por lo que se establecían dos niveles de titulación: el de jefe especialista con aptitud para el mando de regimiento de esa clase, agrupación acorazada o unidades similares y el de oficial especialista con aptitud para mando desde sección a batallón o grupo inclusive. En la misma orden se establecía la necesidad de la revalidación del diploma cada diez años, medida que no se ha podido comprobar que llegara a aplicarse, así como la asimilación de los nuevos títulos con los que anteriormente se hubieran concedido tras la superación de algún curso de carros de combate. En 195615, como consecuencia de esta última precisión, los alumnos de los ocho cursos de unidades mecanizadas 13 Orden de 24 de mayo de 1949. Colección legislativa número 63. Decreto-Ley de 22 de diciembre de1950. Colección legislativa número 156. Decreto de 7 de marzo. Diario Oficial número 66 de 1952. Orden de 9 de septiembre de 1955. Colección legislativa número 75. 14 Orden de 9 de septiembre de 1955. Colección legislativa de 1955. 15 Orden de 28 de abril publicada en Diario Oficial número 101 de 4 de mayo de 1956. 88 Memorial de Caballería, n.º 85 - Junio 2018


MEMORIAL CABALLERIA 85
To see the actual publication please follow the link above