Page 91

MEMORIAL CABALLERIA 85

Historia y Patrimonio HISTORIA que se habían celebrado desde 1947 a 1955 recibieron los títulos de jefe u oficial especialista en carros de combate, ya de acuerdo a las nuevas titulaciones. Fueron en concreto 115 jefes y 119 oficiales que pasaron a ser los primeros jefes y oficiales especialistas de carros de caballería. Llegados a este punto, es necesario retroceder en el tiempo hasta 195316 y volver la vista a los suboficiales. Hasta ahora la atención solo se había prestado a la oficialidad de las unidades de carros o similares, pero distintas razones llevaron a plantearse e intentar resolver la necesidad de disponer de especialistas para desempeñar los mandos inferiores, auxiliar a los oficiales especialistas y coadyuvar a la mejora de la instrucción y al mantenimiento de los materiales de estas unidades, labores de las que se destacaba su complejidad y alto coste. Todo ello aconsejaba la creación de la especialización para los suboficiales y cabos primeros de infantería y caballería. Esta se obtendría con la superación del correspondiente curso que les proporcionaría el título de jefe de carro de combate e instructor de carros y les daría derecho preferente para destinos a las unidades de ese tipo. La inclusión de los cabos primeros respondía principalmente a la necesidad de aprovechar al máximo la costosa especialización adquirida por los mismos mediante su larga experiencia con esos materiales, ya que una vez que ascendieran a sargento se incorporarían al turno normal para cubrir los destinos en carros, perdiendo ellos la preferencia para los mismos y el Ejército de Tierra su posible concurso en unidades tan especializadas. En 1954, como fruto de los Acuerdos de Defensa y Ayuda Mutua entre España y los Estados Unidos, cabe destacar que comenzó la recepción de material americano M-24 y M-47, tanto en la División Acorazada como en la División de Caballería y con ellos la lenta y progresiva mecanización de las unidades de caballería, que en principio afectó a los regimientos Santiago, Pavía, Calatrava y Almansa, además del Grupo Alfambra. Los nuevos materiales permitirían el necesario relevo del material mecanizado sobre el que se había sustentado el nacimiento y primera época de la especialidad en carros del ejército español. Sin duda estos acuerdos supusieron un cambio de época y actuaron como el verdadero detonante de la gran transformación de la caballería que afectó de pleno a su organización, enseñanza, actuación y empleo. Aunque a día de hoy nos pueden parecer modelos primitivos, el salto de calidad que suponían los M-24 y M-47 respecto a los FIAT Ansaldo y T-26, exigía unas unidades organizadas y adiestradas para el moderno combate acorazado, unos cuadros de mando realmente capacitados para el dominio y empleo del carro de combate y un sistema de enseñanza capaz de lograr la especialización de los jinetes. Por fin, en 1956 se celebrarían los primeros cursos para suboficiales en las respectivas escuelas de aplicación de cada arma17. Aunque los programas eran muy semejantes, en la de infantería solo se estudiaba el M-47 mientras que en la de caballería se trataban los modelos M-24 y M-47 con importancia similar. Se dio preferencia de admisión a los alumnos procedentes de los 4 regimientos de la División de Caballería, antes citados, más el Regimiento Castillejos y el Grupo Alfambra, ambos de dragones, unidades que por estar dotadas de material de carros precisaban con mayor urgencia de personal instruido en dicho material. Los suboficiales alumnos deberían estar en posesión del título de instructor de automovilismo y a los cabos primeros se les sometió a un examen previo para acreditar sus conocimientos sobre motores. En el curso se emplearon 6 M-24 y otros 6 M-47. El programa abarcaba 240 sesiones en 60 días hábiles. Resultaron aptos 13 sargentos y 12 cabos primeros que se convirtieron en los primeros jefes de carro de combate e instructores de carros de caballería. En el mismo año se celebraban en la Escuela de Aplicación de Caballería y de Equitación del Ejército los primeros cursos de carros de combate dirigidos a la obtención de los títulos de jefe especialista y oficial especialista de carros de combate18, que proporcionarían respectivamente la aptitud para el mando de regimiento de carros, agrupación acorazada o unidades similares a 15 jefes 16 Orden de 29 de abril de 1953. Colección legislativa número 54. 17 Orden de7 de julio publicada en Diario Oficial número 154 de10 de julio de1956. 18 Orden de29 de diciembre publicada en Diario Oficial número 294 de 30 de diciembre de1955. Memorial de Caballería, n.º 85 - Junio 2018 89


MEMORIAL CABALLERIA 85
To see the actual publication please follow the link above