Page 31

Tropas_Montaña_004_2020_20-1-20

T R O P A S D E M O N T A Ñ A GMAM / 31 El 2020 puede ser un gran año para el Grupo Militar de Alta Montaña. La coyuntura es de nuevo favora-ble. Tras permanecer varios años en un estado de la-tencia que se ha caracterizado por actividades de mantenimiento sin apenas cobertura mediática y económica ha surgido por fin un ilusionante proyecto. Se trata de escalar un pico virgen de más de 6000 metros en la cordillera del Hi-malaya y honrarlo con el nombre del recientemente fallecido comandante Fernando Yarto, quien fuese Director Técnico e insigne miembro del Grupo. Es apenas la segunda vez que el Grupo Militar de Alta Mon-taña afronta el reto de lo desconocido. Únicamente la exitosa travesía antártica de 1995 aprovechó su camino hacia el Mon-te Vinson (4897m) para dejar su huella en los ahora Pico Jaca (3640m), Monte España (4860m) y Pico Príncipe de Asturias (4680m). La buena acogida de esta empresa ha permitido dotarla de los apoyos necesarios y ha puesto en marcha la maquinaria co-rrespondiente. El primer objetivo ha consistido en generar un grupo humano que ofrezca garantías frente a este reto. Para ello, desde la Dirección en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales se ha gestado un Programa de Alta Es-pecialización de Alpinismo (PAEA). Así, una nueva generación de jóvenes promesas podrá sumarse al reducido grupo de los miembros activos más experimentados. El PAEA se ha desarrollado a lo largo de todo el año 2019. Primeramente se realizó una selección durante dos intensas semanas en Sierra Nevada. En ella los aspirantes realizaron diversas actividades de forma continuada, tales como esquí de travesía, alpinismo o escalada en roca. Esto ha permitido conformar un grupo de 10 alpinistas que, unidos a sus instruc-tores, trabajarán por llevar a buen término la empresa. A partir de ese momento se han desarrollado concentraciones dentro de la geografía española y fuera de ella. Las paredes calcáreas del Levante español, la cara norte de Peña Telera, las impresionantes elevaciones del cañón de Ordesa, las agujas de Chamonix, el archiconocido Cervino, los glaciares del valle Blanco o las bellas formaciones del Vercors han supuesto un inmejorable campo de entrenamiento en todas las disciplinas. Allí, los jóvenes alpinistas y sus maestros han podido ejerci-tarse en ámbitos tan diversos como escalada clásica en roca, escalada en terreno mixto y drytooling, progresión en glacia-res y crestas en ambiente alpino, escalada artificial o escalada deportiva. HORIZONTES DESCONOCIDOS


Tropas_Montaña_004_2020_20-1-20
To see the actual publication please follow the link above