Page 124

REVISTA HISTORIA MILITAR 119

MANUEL FERNÁNDEZ SILVESTRE: GESTACIÓN … 123 la tragedia estaba a las puertas y nadie, o casi nadie, lo supo ver. Para Berenguer era prioritaria la acción de Yebala, que conduciría a una simplificación del problema. Igueriben no iba a poder esperar tanto. Tampoco Annual. Se estaba condenando a Silvestre y a todo un ejército a la inútil defensa de un frente indefendible. Silvestre se contuvo, con todo, como se había contenido en Taffersit en 1920. El día 10 hizo partícipe a Berenguer del engrosamiento de las harcas de Beni Tuzin y Tensaman y de su actitud ofensiva. Confidencias de Axdir señalaban a una alianza entre Beni Ulixek y Beni Said contra los españoles. Estaba todo allí, planteado desde mucho antes del Desastre. El día 14 el alto comisario recibió la contestación a unas peticiones hechas el día 8 al Ministerio de Guerra, que hechos sus recortes y dando el visto bueno al envío de material a Melilla, dejaba a juicio de Berenguer la necesidad de hacer nuevas deducciones y del envío del tabor y la mía pedidas desde Melilla. Ese mismo día 14 Silvestre siguió con su frenética retransmisión de noticias. La harca había “mostrado gran actividad” por las lomas a la derecha del Amekrán, pudiéndosela hacer fuego de cañón que provocó bajas. Abd el Krim parecía estar al frente de todo aquello. Para Berenguer las bajas enemigas no eran más que la manifestación de la fortaleza del frente. El día 16 la situación empeoró y el servicio de descubierta que debía asegurar la Loma de los Árboles (aunque esta posición no se especificaba en el telegrama) fue hostilizado duramente desde la mañana hasta las 17:50. Una columna tuvo que acudir en auxilio y todos pudieron replegarse hacia Annual, provocando muchas bajas pero presentándose la situación “delicada, creyendo necesario actuar políticamente”. Se requerían ambulancias con urgencia. Hubo 16 muertos y 45 heridos. Berenguer dirigió todo su interés hacia la cuestión de la Loma de los Árboles. ¿Por qué no se le especificó el nombre, situación e importancia de la Loma y por qué no había sido tomada?86. Pando Despierto recoge estas quejas de Berenguer pero parece que las mezcla con el ataque del día 17 de julio87. El asunto de la Loma de los Árboles sigue siendo una incógnita. Berenguer pidió ampliación del parte referente a la descubierta hostilizada. Silvestre contestó, en telegrama del 18, que la acción obedecía a la necesidad de asegurar la comunicación entre Annual e Igueriben. Añadía el comandante general que la asistencia se haría por retaguardia (algo extraño, teniendo en cuenta que en el mes de julio esta opción no tuvo lugar). Berenguer se preguntaba, acerca de aquel día: “¿De dónde puede deducirse de él una derrota?”88. 86  Ibídem, pp. 46-47. 87  PANDO DESPIERTO, Juan: op. cit., p. 135. 88  BERENGUER FUSTÉ, Dámaso: op. cit., p. 48. Revista de Historia Militar, 119 (2016), pp. 123-132. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 119
To see the actual publication please follow the link above