Page 185

REVISTA HISTORIA MILITAR 119

184 RICARDO GONZÁLEZ CASTRILLO en Cartagena, Martín Alonso supo por el capitán Gonzalo Hernández –a quien había enviado como embajador español ante el sultán marroquí– que “el xarife43 no podía acudir en aquel Año y ocasion de cumplir con lo capitulado por muchas causas”. Ante este contratiempo quizá hubiera debido renunciar al proyecto, como aconsejaba la prudencia, por carecer de aquel apoyo44. Sin embargo, continuó con sus planes, incitado por su emisario, que confiaba “en la ayuda de los Moros del Reyno de Tremecen, Provincia de Oran y las demas”, apoyo que nunca tuvo. La travesía de las tropas reclutadas desde los puertos de Málaga y Cartagena a Orán marca el inicio del manuscrito escurialense y, curiosamente, es el único documento que recoge este episodio. Por su relato, sabemos que el conde de Alcaudete salió de Cartagena al frente de la mitad de los efectivos conseguidos: 5.000 hombres –que otras fuentes cifran en 6.000–, acompañado por el coronel de infantería Francisco de Benavides, comendador de Daimiel. Pero antes había despachado una carta “por las gardas =guardas de la costa” a su hijo, avisándole de que se había hecho a la mar y exhortándole a que hiciera lo propio sin dilación, en el momento que recibiese la misiva, para que ambas flotas se reuniesen. La urgencia en zarpar obedecía al temor del conde de que los efectivos de su hijo pudiesen recibir el mandato de acudir a una misión diferente, probablemente en Italia. El documento escurialense menciona luego los nombres de otros componentes que viajaban en las escuadras, como el del maestre de campo general Hernando de Cárcamo, cordobés de nacimiento que “en su vyda avya estado en la gerra”, y el del almirante de la flotilla de Málaga, Alonso Benítez, natural de esa ciudad, que había sido durante mucho tiempo capitán de una galera, y que recibía un sueldo de cien ducados al mes. Este último personaje recibe duras críticas por parte de nuestro anónimo autor, por considerar que era “el mas mal onbre, y mas mal qrystyano que avia en el mundo”, que llegó incluso a estar preso45. Y aún más: refiere que, a lo largo del viaje, se dedicó a recomendar a todos que “para gozar del mundo no avya de ser qrystyanos de treinta años syno bybyr como gentyles”46. Por lo tanto, se trataba de una persona de dudosa moralidad al que responsabiliza también de que la armada de Málaga retrasase su salida y fuera la causa de que no pudieran “agardar =aguardar vn armada a otra”47. 43  Miembros descendientes de la familia del profeta Muhammad. 44  SUÁREZ, Diego de: op. cit., f. 94r. 45  BME, op. cit., f. 322r. 46  Ibídem. 47  Ibídem. Revista de Historia Militar, 119 (2016), pp. 184-216. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 119
To see the actual publication please follow the link above