Page 207

REVISTA HISTORIA MILITAR 119

206 RICARDO GONZÁLEZ CASTRILLO y comio la gente bercas y calabacasa, y garrovas y cavallos que aquel dya avyan muerto. Pasaron el dya con esto y les pareçio que avya sido el mexor dya que avyan tenydo despues que de Oran salyeron. Avya con este dya que faltava el comer de l’ordynaryo quatro dyas. Vysto el conde la perdyçion de los vergantynes, por que no salyesen las naos de Oran y les aconteçiese otro tanto, despacho vn onbre a Oran, que las naos no vyniesen porque ya no avya necesyda de nada, que tenian de comer muy byen. Antes que este onbre llegase avyan partydo las naos, y se bolvyeron porque el tyenpo les fue contraryo. Sy tuvyeran buen tyenpo le sucedyera lo que a los vergantynes. Otro dya de san Bartolome le pareçio al conde qu’era byen yr la buelta de Mostagan. Y no consydero las grandes necesydades que nuestro canpo tenia, y que los enemigos nos avyan llevado el comer. Con todo esto, yr a tomar vna tyerra a do se sabya que avya tres mill onbres de gerra, tyradores, y que esperavan socorro. Nadye oso dezyrle nada porque sabyan su volutada, y por lo que avya hecho con don Francisco de Benavydes. Estava vna lega de Mazagran. Llego el canpo a Mostagan a las quatro de la tarde. Salyeron mas de qynientos turcos cortado f. 325v salyeron a ellos otros tantos, y mas qrystyanos. Dyoseles tan buena carga que mataron muchos dellos, y a los demas los encerraron en el pueblo al tyenpo que estos soldados se retyraron. Muryeron mas de çinquenta y hyryeron mas de sesenta malherydos. Pesole al conde muy mucho d’esta desorden averse llegado tan cerqa de la muralla, para que de las murallas les vyniese el daño que les vyno. A vno de los soldados que se hallaron en esta desorden mando hazer gustyçia dél y lo ahorcaron. Asentose el canpo en vn sytyo fuerte que soguzgava mucho el lugar. Aquella noche se hyzo vna trynchera fuerte syn aver comido la gente. Dezyanles trabaxando par’animarlos: “Trabaxa, que ally tenemos el comer”. Amaneçio la trynchera hecha, y plantada el artyllerya con que se avya de batyr, con çinco pyecas que avya gresas. Y en syendo el dya se comenco a tyra, y se tyraron vna dozena de tyros. Fueron por alto del lugar, a la cavsa por aver ruynes artylleros que no tenian marcada la tyerra. El sytyo era alto, y la trynchera era alta, y el lugar baxo. De que entendyeron el yerro que hazian, baxaron la trynchera y dyeron dos tyros en la muralla, y horadaronla. Los turcos lo remedyaron luego. Era a la parte del castyllo. Paro la baterya porque faltaron las pelotas hasta tanto que los canteros hyzyesen mas. En este tyenpo, los navyos de la mar, anque estavan mas de medya lega, nos tyravan Revista de Historia Militar, 119 (2016), pp. 206-216. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 119
To see the actual publication please follow the link above