Page 208

REVISTA HISTORIA MILITAR 119

LA DERROTA DEL CONDE DE ALCAUDETE EN MOSTAGANEM (1558) 207 a mas puxa, y algunas pyecas pasavan por alto del canpo y otras davan en el canpo, que hazyan harto daño. Este dya, a las doze de la mayana, dya de san Gynes, llego el rey de Argel en socorro de Mostagan, que vyno en çinco dyas dende Argel. Pareçio por vn cerro con muchos estandartes y vanderas, en que traya dyez mill tyradores, y dende arryba, y muy gran numero de cavallos alaraves. Dyo vna vysta a nuestro canpo por vn cerro qu’estava a tyro de cayon. El conde mando tyrale con las pyecas de canpo y nigun tyro les hyzo daño. f. 326r Sola vna pyeca dyo entre medyas de los estandartes que fue parte para desparzyrlos. Y con esto se fue el rey con su canpo detras de vn cerro, cerqa de nuestro canpo, que nos tenian en medyo, el lugar y su canpo. Fue la cavsa venir el rey de Argel con tanta breveda al socorro, aversenos ydo vn qrystyano a tornar moro en el camino. Y la cavsa por que se fue porque hurto vna vaca, y la repartyo entre sus conpañeros. Açotaronle por ello. Por todo el canpo este se fue como onbre desperado. Encontro con el rey de Argel, y le dyxo como el conde yva, y las grandes necesydades que tenia todo el canpo, que no comian syno caracoles, yerbas, y que venian descalcos, y tyrando el artyllerya a questas. Despues de aloxado el rey como e dycho, salyo don Martyn de Cordova a la tarde con dos mill onbres, y toda la cavallerya, a reconocer el canpo de los enemigos y para pelear con ellos. Y entendyendo la fuerca que tenian, y vysto qu’era muy puxante, se retyraron peleando. Y dyo al conde quenta de todo. En este tyenpo avya venido vn renegado de Mostagan y le dyxo al conde: “Señor, convyeneos retyra porque Mostagan tyen tres mill tyradores dentro, y el rey de Argel trae dyez mill tyradores, y las galeras pueden echar mill, y esperase que verna mayana el rey de Tremecen con otros mill tyradores y grande numero de alaraves”. Pareçiole al conde qu’este renegado trata verda sygun el de Argel avya venido. Al conde le pareçio qu’era byen retyrase por el socorro que avya venido y esperava tener y aver en nuestro canpo tantas necesydades de bastymentos y muniçiones. El conde llamo a don Fernando de Carcamo, su maese de canpo general, y le dyxo, sygun s’entendyo, que llamase a todos los capytanes, y les dyxyese como que salya dél, y no del conde, que por aver venido socorro a Mostagan, y tener dentro tres mill tyradores, y por tener nuestro canpo tantas necesydades de todas las cosas necesaryas, el le avya dycho al conde que se retyrase. Entendyose que no salya dél, sino del conde. Todo su fyn del conde fue sy nos retyravamos en salvamento, despues echar la qulpa a los capytanes dyzyendo que sy el se retyro, que los f. 326v capytanes tyen la qulpa porque se lo pydyeron. Todo era cavtelas. El don Fernando de Carcamo dyxo que el se lo avya dycho que se retyrase, y Revista de Historia Militar, 119 (2016), pp. 207-216. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 119
To see the actual publication please follow the link above