Page 232

REVISTA HISTORIA MILITAR 119

LAS SEÑORITAS DE LA CRUZ DE MALTA… 231 de que eran reconocidas administrativamente como auxiliares22. Además, las efímeras escuelas de ATS del Ministerio del Ejército reservaban —dependiendo del curso escolar— entre un 25 y un 50 por ciento de las plazas para las Damas que cumpliesen con los requisitos de las convocatorias, lo que suponía firmar un compromiso de cinco años para prestar servicios retribuidos en cualquiera de los hospitales de la red sanitaria militar y, de facto —en un escenario de crecimiento abrumador de las plantillas—, llevaba a un puesto de trabajo fijo23. Fig. 3.- Practicantes, ayudantes técnicos sanitarios o diplomados universitarios en Enfermería colegiados al final de cada año (1952-1989). Fuente: el autor, con datos del Instituto Nacional de Estadística. Entretanto, el régimen se había empeñado en implantar la que sería la última de sus grandes reformas, que pretendía racionalizar y modernizar todos los niveles educativos. El instrumento elegido para ello fue la ley ge- 22  Orden, de 26 de abril de 1973, por la que se aprueba el estatuto del personal auxiliar sanitario titulado y auxiliar de clínica de la Seguridad Social, BOE, 28 de abril; y orden, de 13 de marzo de 1977, por la que se modifica el artículo 33 del estatuto del personal auxiliar sanitario titulado y auxiliar de clínica de 26 de abril de 1973 sobre baremos de valoración de méritos en los concursos de selección de personal, BOE, 1 de abril. 23  Orden, de 24 de junio de 1975, por la que se convoca examen de ingreso en las Escuelas Femeninas de Ayudantes Técnicos Sanitarios del Ministerio del Ejército “Nuestra Señora del Perpetuo Socorro”, de Madrid, y “Virgen de los Reyes”, de Sevilla, BOE, 26 de agosto. Revista de Historia Militar, 119 (2016), pp. 231-244. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR 119
To see the actual publication please follow the link above