Page 57

REVISTA DE HISTORIA NAVAL 134

JOSÉ ANDRÉS ÁLVARO OCÁRIZ El veneno portugués Durante su estancia en la actual Indonesia, Carquízano se encontró con la oposición de los portugueses. Las dos potencias navales de la época codiciaban las especias que ofrecían con profusión los lejanos mares del sur y ponían todo su empeño en la consecución de este objetivo. El enfrentamiento no se hizo esperar al reclamar Carquízano a los portugueses que se encontraban instalados en las islas Molucas que abandonaran aquel territorio al considerar que aquellas tierras e islas caían dentro de la demarcación del rey de España. Los portugueses no aceptaron estas peticiones y conspiraron para acabar con el capitán elgoibarrés, que moriría envenenado por Fernando de Baldada, factor de la fortaleza del rey de Portugal, el 12 de julio de 1527». Domingo de Arriola Dejamos la expedición de Loaísa para hablar de un nuevo marino vasco, nacido en Deva (Guipúzcoa) hacia 1486. El padre Tellechea Idígoras, en un artículo que apareció en El Diario Vasco el 7 de agosto de 1963, titulado «Domingo Arriola, un devatarra en los mares de Levante», nos indica lo siguiente: «Entre los guipuzcoanos que vistieron el hábito de caballeros de la Orden de Calatrava, figura Domingo de Arriola y San juan de Debaide. A la voluntad de Domingo de Arriola de vivir en la observancia de la regla de la famosa Orden militar, correspondió el emperador Carlos V haciéndole esa merced con cédula del 18 de marzo de 1541. En ella se designa a Domingo de Arriola como vecino de Deva y con el honroso título de Teniente de Capitán general de las galeras de España (10). La probanza de sus méritos corrió a cargo del comendador Ochoa de Isasaga, caballero de Santiago. Llegó este a Mont Real (o Monreal) de Deva el 27 del citado mes y año y echó mano de los oficios de juan Martínez de Lastur, escribano real y de número de Deva. Domingo de Arriola contaba entonces 55 años; aún le vivía su madre, María San juan de Debaide. Su padre se llamó Pedro de Arriola; fue piloto de mar y había muerto hacía treinta años. Los abuelos paternos fueron Sancho de Arriola y María Martínez de Andícano; los maternos, un San juan de Arbe y María Martínez de Debaide. Los testigos que declaran atestiguan la hidalguía del pretendiente; su familia era de hijosdalgo y gozaba de las libertades, preeminencias y exenciones correspondientes. El candidato no había servido de mayordomo, ni había dado fe de casamiento a ninguna mujer. Sus méritos, bien ganados en los mares de Levante, son destacados por todos. Don Fernando de la Peña, clérigo beneficiado de Deva, lo señala como “hombre muy sano de su cuerpo y dispuesto y sabio”, añadiendo (10) Tellechea Idígoras, en nota a pie de página, indica en el artículo que «Ramón Seoane Ferrer, en su obra Navegantes guipuzcoanos (Madrid, 1908), dice que Arriola prendió al turco Camaray en 1540; se equivoca ciertamente al decir que falleció en el mar peleando contra los turcos en 1540, ya que al año siguiente fue cruzado caballero». 56 REVISTA DE HISTORIA NAVAL Núm. 134


REVISTA DE HISTORIA NAVAL 134
To see the actual publication please follow the link above