Page 182

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ

EL MISSISSIPPI Y LA FRONTERA CON ESTADOS UNIDOS DESPUÉS… 181 3. LA DEFINICIÓN DE LA FRONTERA ENTRE ESPAÑA Y ESTADOS UNIDOS SEGÚN LOS TRATADOS DE PAZ DE 1783 Estados Unidos planteó que al terminar la guerra les debía corresponder todo lo que anteriormente hubiese sido británico. España rechazaba este planteamiento estadounidense porque estimaba que no podía ser referencia la situación anterior a la guerra ya que España tenía un derecho de conquista a su favor de los territorios ganados a Gran Bretaña por Bernardo de Gálvez y ese derecho solo podía ser trasladado a Estados Unidos si España daba su conformidad. Gran Bretaña no tuvo reparo de aceptar el planteamiento de Estados Unidos en el Tratado que firmó el 3 de septiembre de 1783 sin pararse a consultar previamente con España, probablemente porque no preocupaba a Gran Bretaña que esa firma pudiese originar problemas a España con Estados Unidos más tarde. Tanto la amistad como el agradecimiento de Estados Unidos hacia España en el momento de la Independencia serían sentimientos ciertos y sinceros pero ello no pudo evitar que siendo España y Estados Unidos dos vecinos ambiciosos surgiesen conflictos de intereses en la frontera común que serán tratados más adelante. Los políticos con mayor visión habían vaticinado esos conflictos inevitables. El clarividente Aranda había recomendado hacer todo lo posible para que los problemas que hubiesen quedado pendientes en las negociaciones para la Independencia de la nueva nación se abordasen en un nuevo Tratado si era necesario y se resolviesen rápidamente al principio de las relaciones mutuas mientras la llama de la amistad se mantenía viva y el poderío de España estaba claramente reconocido: 15 “…Importa a la España asegurarse de aquel nuevo dominio por medio de un tratado solemne, y cogiéndolo en el momento de sus urgencias con el mérito de sacarlo de ellas” No se siguió la recomendación de Aranda y las dificultades después de firmar los Tratados de 1783 fueron superiores a las normales en la aplicación de cualquier tratado internacional. La explicación estuvo en la insuficiente definición de las fronteras que se hizo en los indicados Tratados de 1783, como reflejo de las complejas relaciones entonces entre las tres grandes potencias Gran Bretaña, Francia y España, además de Estados Unidos, en las que abundaba más la desconfianza que la lealtad. La consecuencia de no seguir con diligencia la recomendación de Aranda para corregir la situación rápidamente al principio fue que los conflictos fronterizos, incluyendo 15  PÉREZ SAMPER, en GARRIGUES (Coordinador) 2008 p. 113 Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2016, pp. 181-230. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ
To see the actual publication please follow the link above