Page 199

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ

198 LUIS LAORDEN JIMÉNEZ españolas en las plazas fuertes a lo largo del Mississippi, incluyendo la principal de Nueva Orleans, sufrían el mismo problema que las del resto de las posiciones militares españolas dispersas en América. Eran muchas posiciones y resultaba imposible que España tuviese los recursos necesarios para mantener todas las posiciones operativas al mismo tiempo con los medios de personal y armamento necesarios para responder a cualquier ataque por sorpresa. Para prevenir la posible invasión el gobernador Esteban Rodríguez Miró esbozó un plan de defensa dinámica disuasoria basado en un escuadrón naval que patrullase de forma permanente el Mississippi, y estuviese presto a acudir a donde fuese necesario, desde la desembocadura, donde al poco tiempo Carondelet levantaría el fuerte de San Felipe de Placaminas con baterías fijas en las dos orillas,35 hasta las posiciones en el norte aguas arriba de San Luis en Missouri. El plan incluía el refuerzo del sistema de fuertes además de cumplir las misiones de relación entre las diferentes posiciones militares y de mantener alto el prestigio español, tanto frente a los colonos estadounidenses como frente a las tribus indias pobladoras del valle. El encargado de llevar adelante el plan de Miró fue su sucesor, Luis Héctor barón de Carondelet que tomó posesión como gobernador el 30 de diciembre de 1791 y una de las primeras medidas que tomó para prevenir lo que podía pasar en cualquier momento fue acelerar la construcción de los buques previstos por Miró equipados con cañones y armamento ligero, impresionantes y nunca visto antes algo semejante en aquellos lugares, que formaron el llamado “Escuadrón Naval del Mississippi”. Para algunos autores la escuadra española en el Mississippi fue un alarde innecesario y desproporcionado por parte de España que tenía como único objetivo impresionar a los pacíficos colonos estadounidenses establecidos en la orilla oriental del rio porque para la normal convivencia entre estadounidenses y españoles no era necesario tal alarde de poder. Para apoyar esta afirmación algunos autores hacen la observación de que los barcos de Carondelet no tuvieron que entrar nunca en combate. Bien al contrario, la interpretación correcta de la paz es que si no hubo enfrentamientos militares se debió precisamente a la presencia de la impresionante escuadra española y al talento estratégico del gobernador Carondelet que se adelantó en la previsión de los hechos.36 35  Plano nº 111, Plano del castillo de S. Felipe de Placaminas y fuerte Borbón situado en la orilla opuesta, Año 1795, en la colección Cartografía de Ultramar, Volumen II. Estados Unidos y Canadá. Relaciones de Ultramar. Servicios Geográfico e Histórico del Ejército. Estado Mayor Central. Madrid 1989. 36  NASATIR, 1968. pp. 143-145 Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2016, pp. 198-230. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ
To see the actual publication please follow the link above