Page 214

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ

EL MISSISSIPPI Y LA FRONTERA CON ESTADOS UNIDOS DESPUÉS… 213 trabando que venían haciendo los comerciantes estadounidenses y al mismo tiempo provocar una situación difícil en las relaciones franco-españolas con Estados Unidos de la que salieran posibles beneficios para España, en condiciones más favorables que las del Tratado de Pinckney-Godoy de 1795. Probablemente Francia pensaba lo mismo cuando presionaba a España pero al revés, que los beneficios fuesen para Francia. En cualquier caso el arreglo llegó después como consecuencia de algo imprevisible en aquellos momentos.52 El presidente Jefferson consideró que las trabas impuestas al comercio estadounidense se resolverían si Estados Unidos consiguiese tener terrenos propios en Nueva Orleans en los que pudiese establecer unos almacenes adecuados y pudiese disponer de ellos como punto de intercambio de su comercio por el Mississippi para la importación y exportación de productos con Europa, en régimen de propiedad en vez de ser los almacenes flotantes en alquiler como hasta entonces y con este fin decidió enviar una misión negociadora a París. La misión de Estados Unidos a Francia para la compra de terrenos en 1803 Mientras el representante francés Laussat viajaba a Nueva Orleáns para cumplir el trámite de tomar posesión de la Luisiana en nombre de Francia que todavía no había sido realizado, el presidente Jefferson enviaba a París una misión negociadora formada por James Monroe, Robert R. Livingston y Pierre Samuel du Pont de Nemours, autorizados a pagar hasta 2 millones de dólares por la compra de terrenos adecuados en la ciudad de Nueva Orleáns. Esta misión de Jefferson llegó a París el 12 de abril de 1803 y se encontró con la sorpresa de que dos días antes Napoleón había cambiado sus planes coloniales en América del Norte en un Consejo extraordinario celebrado en Saint Cloud, influenciado por la derrota en Santo Domingo que le obligó a abandonar sus bases en esta estratégica isla. Napoleón pensó que la Louisiana occidental estaba inevitablemente perdida en la guerra que se preveía inminente con Gran Bretaña y por ello quería venderla urgentemente en su totalidad. Napoleón sorprendió a los representantes estadounidenses con la oferta de venderles no sólo el embarcadero y los terrenos en la ciudad de Nueva Orleáns que quería Jefferson, sino toda la Luisiana occidental con una extensión de más de dos millones de kilómetros cuadrados, por tan sólo 15 millones de dóla- 52  HILTON en GARRIGUES LÓPEZ-CHICHERI y LÓPEZ VEGA (Editores). 2013, p. 233- 234 p. 149. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2016, pp. 213-230. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ
To see the actual publication please follow the link above