Page 25

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ

24 MARIANO ALONSO BAQUER de Nueva Vizcaya y venía de ser Gobernador de la provincia de Texas. Su primera misión fue la puesta en marcha del Reglamento, especialmente en la nueva ubicación y despliegue de los presidios y en el inicio de los procedimientos para sus revistas de inspección, aunque mientras lo realizaba, hubo de continuar en la guerra que constantemente hacían los indios en toda la frontera especialmente en Nuevo México y Texas por los comanches, y en Sonora, Coahuila y Nueva Vizcaya por los apaches. Ante esta situación, el virrey Bucareli acordó que en Nueva Vizcaya se formasen, además de las tropas presidiales, 4 compañías volantes de 100 hombres y 25 indios auxiliares a fin de ampliar la fuerza defensiva y recuperar los dilatados terrenos que en los últimos 30 años se habían perdido por ataques enemigos. Durante su mandato se produjeron importantes exploraciones de los territorios del norte, como el viaje del capitán del presidio de Tucson, Juan Bautista de Anza, que, tras haber participado con gran eficacia en la campaña de Cerro Prieto, salió el 8 de enero de 1774 hacia la Alta California, cruzando el río Colorado en su confluencia con el Gila, donde se encontró con los indios yumas, con cuyo jefe Palma, pactó una permanente amistad, y siguió hasta San Gabriel y, desde allí al puerto de Monterrey. Su información sobre los nuevos territorios provocaron la autorización del virrey Bucareli para que, en diciembre de 1775 saliera de nuevo con una partida de familias colonizadoras que llegaron a la costa del Pacífico, fundando la ciudad de San Francisco. El nuevo territorio, llamado Alta California, estaba poblado con indios pacíficos que fueron cristianizados por los padres franciscanos, especialmente por fray Junípero Serra. En el comienzo de las exploraciones de Anza le acompañaba el franciscano Francisco Garcés, que desde San Gabriel marchó hacia el este y por el río Gila, fué conociendo las diferentes tribus, llegando hasta las proximidades del pueblo de Oribe, ya en Nuevo México. Otra exploración que abrió información sobre nuevos territorios, fué la que, en julio de 1776, salió de Santa Fe de Nuevo México, al mando del franciscano Vélez Escalante, acompañado por el ingeniero militar Bernardo de Miera, llegando, tras recorrer 287 leguas, a la laguna de Timpanogó y a un gran lago salado, el actual Salt Lake, descendiendo por la orilla oeste del Colorado, pero sin poder llegar a California, que era su objetivo, por la dureza del clima invernal que les obligó a retroceder y atravesar el cañón del Colorado por un nuevo paso que todavía se llama paso de Escalante. En los últimos meses de su mando, O´Conor realizó varias campañas ofensivas contra los apaches, reconociendo y limpiando de enemigos las sierras entre los ríos Gila y Grande, así como en Texas, con resultados, en general satisfactorios. Como síntesis de las revistas a los presidios, el número de sus hombres, aparte de las compañías volantes y las de milicias, era de 1.144. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2016, pp. 24-40. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ
To see the actual publication please follow the link above