Page 50

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ

ACTITUD DE ESPAÑA ANTE LA REVOLUCIÓN DE LAS… 49 mismo que los O´Reilly, los O´Farrill, los O´Higgins, los Vaughn, los Coppinger y tantos otros. Pollock, quien años después será hombre clave de la Revolución Americana, inicia sus actividades comerciales en Filadelfia y llega a ser el más importante importador de productos antillanos y el principal contrabandista en los puertos cubanos. Luego se establece en La Habana durante los once meses de su dominación por Inglaterra (1762-1763), donde a través del influyente P. Thomas Butler, también irlandés y Rector del Convento de San Ignacio, de la Compañía de Jesús, entra en contacto con los comerciantes del más alto nivel que hay en La Habana, como Robert Morris, comerciante y banquero de Filadelfia, y Juan de Miralles Trayllón, que llegará a ser con los años el primer Comisionado Regio de Carlos III ante el Segundo Congreso Continental durante los años 1777-1780. Después, cuando las tropas británicas abandonan La Habana en 1763, Pollock decide quedarse en Cuba como otros irlandeses. Luego, al llegar el Conde de Ricla en 1764 para asumir el mando de Capitán General, le acompaña como segundo el antes mencionado general Alejandro O´Reilly, conde de O´Reilly, de quien Pollock se hace muy pronto amigo. Aunque a todos los extranjeros se les prohíbe comerciar en la Isla, Pollock sigue haciéndolo bajo la protección de su paisano O´Reilly, lo que irrita de sobremanera a los comerciantes locales. Antonio de Bucarely y Ursúa, Bailío de la Orden de San Juan, llega a La Habana en 1766, releva al Conde de Ricla en el mando y lleva consigo instrucciones de expulsar de la Isla a todos los extranjeros. Pollock sale entonces de Cuba con su esposa Margaret O´Brien, en 1768 se establece en Luisiana y en 1769 se reencuentra allí con O´Reilly, quien como vimos ha sido nombrado Gobernador para acabar con mano dura la rebelión de los colonos franceses. A partir de entonces la Fortuna le sonríe de nuevo. Aquel año se produce una gran hambruna en Luisiana y no hay alimentos para la población ni tampoco para la guarnición. Pollock se aparece entonces en el puerto de Nueva Orleans a bordo del buque Royal Charlotte, llevando un gran cargamento de harina que ofrece a O´Reilly a mitad de precio y lo hace a cambio de una franquicia para comerciar en todo el territorio español. Pollock traslada entonces su casa de comercio a Nueva Orleans, desde donde dirige todos sus negocios y poco después se convierte: en el principal proveedor de harina, melaza, ron de caña, azúcar, café, carne salada, madera, índigo, especias, medicamentos y pólvora para todo el inmenso territorio de Luisiana; en el primer importador y exportador de las pieles preciosas del Valle del Misisipi y de su delta; e incluso en el mayor contra Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2016, pp. 49-96. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ
To see the actual publication please follow the link above