Page 66

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ

ACTITUD DE ESPAÑA ANTE LA REVOLUCIÓN DE LAS… 65 por la situación financiera ruinosa del Congreso Continental. Por tanto, se trata de una concesión económica a los colonos revolucionarios que supone un reconocimiento implícito, aunque no sea de iure. Cabe considerar que los buques de los rebeldes se hallan más seguros en La Habana que en Nueva Orleans ante cualquier posible ataque británico, pues la capital de Luisiana carece de las fortalezas habaneras y no es una plaza de primer orden. Además, los buques británicos siempre se aproximan a Nueva Orleans y suelen visitar su puerto vigilando todos sus movimientos. Naturalmente, los ingleses protestan insistentes por las facilidades y favores que reciben los revolucionarios, pero sus quejas casi nunca son atendidas por el Capitán General de Cuba, ni tampoco por el Gobernador de Luisiana. Un buen ejemplo lo hallamos en 1777, cuando Gálvez concede refugio en Nueva Orleans al buque corsario del capitán John Barry, el Columbus, y los británicos le envían su enérgica protesta. Entonces, Gálvez se limita a contestarles que su Rey concede inmunidad en el Misisipi a todo barco de las Trece Colonias y que no permite hostilidades en el mismo: “Quienquiera que pelee en el río incurrirá en la desaprobación de mi soberano y de acuerdo con mi deber tendría que oponérmele con toda la extensión de mi poderío”. 34 Tal respuesta de Gálvez no sólo demuestra de forma categórica que ya por entonces España está cooperando con los rebeldes, sino que también amenaza a Inglaterra con la guerra si no los deja tranquilos a quienes están protegidos por la Corona en sus posesiones. Jamás Francia hubiera adoptado una postura tan firme como ésta a favor de los rebeldes. Además, ¿qué sería de ellos, sobre todo desde Pensilvania hasta Georgia, si los británicos tuvieran plena libertad para atacar sus buques, su comercio y sus factorías por la retaguardia, desde el otro lado de las montañas? Si los ingleses no se atreven a hacerlo es porque saben que España jamás lo consentiría y que supondría la declaración de guerra que ellos no desean. Por otra parte, si bien España viene cooperando con la Revolución Americana pese a su supuesta neutralidad, Gálvez lo hace sobre todo con las expediciones norteamericanas de George Rogers Clark y James Willing como veremos poco después. Si los barcos rebeldes burlan el bloqueo británico, gracias a España, el Gobierno español en este año 1777 envía directamente importantes sumas de dinero a Washington como préstamo, además de un cargamento de mantas, calzado, telas para uniformes, medicamentos y quinina; y todo ello por cuenta del gobierno de Luisiana a través de Pollock, el agente “oficial” del Congreso Continental en Luisiana y amigo de toda confianza de Gálvez. Toda esta ayuda permite al Ejército Continental controlar los territorios si- 34  PORTELL-VILÁ, Herminio: Ob. cit., 1978, p. 34. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2016, pp. 65-96. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ
To see the actual publication please follow the link above