Page 83

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ

82 GUILLERMO CALLEJA LEAL nental y que no podía pagar con dinero en efectivo como solían exigir los comerciantes proveedores, ya que éstos por lo general no aceptaban tabaco u otros productos agrícolas como pago, y menos aún con dólares continentales, puesto que en realidad eran papeles de deuda del Estado sin respaldo metálico alguno. Como vinos anteriormente, Gardoqui hizo llegar estos 12.000 mosquetes a Boston como regalo de España; y no resulta extraño que Benjamin Franklin en su carta de agradecimiento al Conde de Aranda los calificara de “muy providenciales”. Sin las donaciones de Miralles, la Revolución Americana sería muy difícil de mantener. Por tanto, se explica la fe ciega que transmite a todos y el trato de privilegio que recibe de Washington, de todos los mandos militares y de los miembros del Congreso Continental. No obstante, entre todas ellas, una de las donaciones más conocidas (¡no préstamo!) y también documentada es la que realiza en marzo de 1778, encomendando después el Congreso al capitán James Willing la misión de ir a Nueva Orleans para que la recogiera junto con Oliver Pollock. Dicha donación consiste en: 9.000 varas de paño azul, 18.000 varas de paño tinto de lana, 1.710 varas de paño blanco, 2.992 varas de estemeña blanca (lienzo), 108 rollos de tela de lana y estemeña de las fábricas textiles de Alcoy, 6 cajas de quinina y 8 cajas de otras medicinas, 10.000 kg de pólvora en 100 toneles (100 kg/tonel), 300 mosquetes con sus bayonetas en 30 cajas (10 unidades/caja), etc.55 El documento en el que está consignada esta donación demuestra que toda la tela de invierno y todos los uniformes del Ejército Continental fueron donados por Miralles y procedían de las fábricas de Alcoy, en Alicante. En cuanto a la longitud de las telas, se tratan de varas de Alicante (1 vara/0,8359 m). 56 Por otra parte Juan de Miralles, como Comisionado Regio en Filadelfia, es quien se encarga de negociar y alcanzar acuerdos territoriales con el Congreso Continental. En sus negociaciones parte con la desventaja de ser un “diplomático” sin credencial oficial; pero tiene a favor que los políticos norteamericanos saben perfectamente que la Revolución Americana sería imposible sin el apoyo financiero español, tanto a través de los créditos como de las donaciones. 57 55  Ibidem, ut supra. 56  La vara es una antigua medida de longitud española que equivalía a 3 pies. Su longitud variaba en los distintos territorios de España, desde la vara de Alicante (0,8359 m) a la vara de Teruel (0,768 m). La vara más común era la castellana o de Burgos (0,835905 m). La vara era semejante a la yarda anglosajona, pero no igual. 57  Una vez que España declare la guerra a Gran Bretaña, es a partir de las campañas de Gálvez en el Valle del Misisipi (1779), Mobila (1780) y Pensacola (1781) cuando Washington deja de tener continuas derrotas y la victoria final ya es posible. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2016, pp. 82-96. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA BERNARDO GALVEZ
To see the actual publication please follow the link above